OpiniónOpinión Nacional

Zamuro cuidando carne

Los campesinos, son muy ingeniosos y dicharacheros en comunicarse y decir sus verdades, mediante refranes, prosas, o canciones; las cuales muchas veces en su letra y música, dicen unas cuantas crudezas sobre la vida rutinaria, dada su experiencia y sabios e innatos razonamientos, de sus vivencias en el campo. Quienes hemos conocido o vivido en el campo, por lo general, tendemos a utilizarlos como una forma de llamar la atención sin ofender, a quienes actúan en forma irregular, mal intencionadamente, sesgada o ilegalmente.

Me voy a referir en esta oportunidad a la visita de la Alta Comisionada por los Derechos Humamos a Venezuela, disque a constatar, la situación de los derechos humanos de los venezolanos, para hacer un nuevo informe, sobre esta situación que ocupa la atención del mundo entero.

Son 20 años durante los cuales, Michelle Bachelet, desde su posición política como presidenta de Chile, viene conociendo sobre las violaciones a los derechos humanos, en Venezuela, los cuales desde entonces, viene desconociendo por razones de todos conocidas. Fue muy amiga de Hugo Chávez dado que compartían vocación e ideología política calificada como socialista o marxista leninista; lo que le ha impedido, entre otras cosas, definir su posición política ante el régimen de Hugo Chávez,  en el momento en que este empezó a violar la constitución de Venezuela, y mucho tiempo después.

No sé si la Alta Comisionada, de RR HH de la ONU, recuerda los sucesos de abril de 2002, en los cuales hubo incidentes políticos graves, donde se le pidió la renuncia a Hugo Chávez, por ordenar a los militares que sacaran los tanques de guerra a  las calles, para contener y aplacar los reclamos que le hacia el pueblo opositor, por haber empezado a violar la constitución de la república.  Todo ello, debido a que a mediados de 2002,  ordenó a la Asamblea Nacional chavista, la realización y presentación de varias leyes, con la pretensión de cambiar la constitución y el rumbo del gobierno hacia el marxismo leninismo, lo cual encendió los ánimos del pueblo antes mencionados. No sé si recuerda que Hugo Chávez tuvo que renunciar al cargo de presidente de la república, dado que el Estado Mayor de las FAN, le exigió su renuncia al cargo, y éste aceptó.

Precisamente, durante esas manifestaciones se iniciaron las sangrientas represiones, contra el pueblo, tanto de parte del ejército, como de los colectivos armados del régimen, quienes emboscaron y masacraron a varios venezolanos durante esas acciones represivas. Hasta desde los edificios gubernamentales, hubo francotiradores que mataban a su antojo a los manifestantes, los cuales por cierto estaban desarmados e  indefensos.

La señora Michelle Bachelet, también sabe de las declaraciones públicas de Hugo Chávez, al renunciar a la democracia, y declarar ejecutivamente a Venezuela marxista leninista; y al mismo tiempo, declararle la guerra al “imperio” norteamericano, al capitalismo y a la DEA. Es bueno aclarar, que su gobierno fue electo democráticamente y por lo tanto, desde ese momento se dio inicio a la dictadura.

Un acto de violación fragante y despreciable de los DD.HH., que ha pasado desapercibido para el mundo y la ONU, fue el acto de sadismo y prepotencia de Hugo Chávez, de despedir mediante un silbato, a 25.000 empleados calificados de la Industria Petrolera Nacional conocida como PDVSA, por sumarse a la huelgapetrolera, de 2002, en defensa de su empresa, para evitar que esta fuese politizada, como en efecto al final sucedió y contribuyó con su destrucción.

Si hasta ahora, ni Michelle Bachelet Alta Comisionada en defensa de los DD HH, ni la misma ONU, se han pronunciado,de cómo los venezolanos sufrimos en carne propia las consecuencias de esta brutal dictadura, lo cual, hemos esperado pacientemente a que lo hagan, es justo y certero afirmar que “Zamuro está cuidando carne” y estaría dejando de cumplir con un deber sagrado que le encomendaron el mundo y países que lo componen. Gracias al actual gobierno de Chile representado en la persona del señor Sebastián Pinera, su actual presidente, por apoyar al pueblo democrático de Venezuela, como mimbro del grupo de Lima, en su lucha contra la narco dictadura. Gracias al pueblo chileno por apoyar y atender gentilmente al pueblo migrante de Venezuela. Dicho lo anterior, como venezolano consciente de lo que ocurre en Venezuela y sin ningún compromiso legal ni político que me impida hacerlo, me permito asegurar lo siguiente.

Dudo mucho que la ONU y Michelle Bachelet aporten algo positivo para acabar con el cese a la usurpación del poder en Venezuela, puesto que seguramente no están de acuerdo, y estarían fraguando tal como se ha dicho por allí, que la solución que propondrán sería la de “negociar” una salida razonable a lo cubano y noruego.  Vaya usted a saber que es “razonable” para la ONU, y  para estos cretinos de la narco dictadura chavista madurista.

Me pregunto: ¿Es acaso la ONU demócrata, o es socialista?Si se demuestra, que se puede razonar con una narco dictadura criminal, apoyada además por las guerrillas colombianas, las cuales tienen agobiada a la hermana república de Colombia y además soportada por países totalitarios como Cuba, Rusia, China, Irán, Corea del Norte y el terrorismo internacional representado por Hezbolá; me pregunto: ¿Qué más podemos entregar al mundo, para tener el derecho a vivir en paz y en democracia? ¿Es que acaso pretenden que perdonemos a esos criminales del chavismo/madurismo por haber destruido y dejado en la ruina a Venezuela? “Amanecerá y Veremos”.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba