Pulso Regional

Médicos residentes del HCM son acusadas de seis delitos

Laudelyn Sequera Rodríguez
@laudelyn

Las tres médicos estudiantes de la especialidad de obstetricia del Hospital Central de Maracay siguen aún detenidas en el CICPC de Aragua, luego que acudieran a declarar de manera voluntaria por el caso del fallecimiento de una paciente días después de dar a luz en centro asistencial.

Este sábado en la tarde aún se esperaba que se desarrollara la audiencia de presentación de las médicos residentes estudiantes del segundo y tercer año del postgrado de obstetricia de la Universidad de Carabobo y quienes al parecer fueron las que atendieron el parto.

Gabriela Zavala, Laura Murillo y Geraldine Arias fueron citadas por el CICPC para que rindieran declaraciones en torno al caso de Rosa Mendoza, de 37 años de edad, quien ingreso al HCM el pasado 11 de octubre presentado dolores de parto asegurando que estaba embarazada de gemelos y que cuando dio a luz solo había un bebé. Sus familiares acusan a estas médicos de mala praxis médica.

A las tres médicos las acusan de seis delitos entre ellos homicidio intencional, secuestro de menores, esterilización forzada, mala praxis médica, asociación para delinquir, falsificación de documentos y violencia obstetrica.

El Tribunal 4to de control declinó la causa al Tribunal 7mo de Aragua sobre violencia de género, en el cual se esperaba que fueran presentadas este sábado las tres médicos residentes. Se supo que los médicos del servicio de obstetricia del centro hospitalario de Maracay no descartan ir a una hora cero como medida de protesta por estas detenciones que las calificaron como arbitraria e ilegal.

La Sociedad de Médicos y Residentes del Hospital Central de Maracay emitió un comunicado en el cual declara que ve. «con preocupación cómo se nos agrede e irrespeta no sólo como médicos en el ejercicio de nuestra profesión sino también como persona».

La Sociedad de Médicos residentes aseguraron que sus colegas sufrieron violación de sus derechos humanos «perpetrada por funcionarios y autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas» y que fueron detenidas «arbitrariamente bajo el pretexto de sospecha sobre presuntos delitos derivados de la práctica médica, sin orden judicial de ningún tribunal y sin oportunidad a ser defensa de su derecho siendo privadas de su libertad injustamente, siendo acusadas de cargos, que aun legalmente no han sido demostrados»

La Sociedad Médica de Residentes del Hospital Central de Maracay reiteró u apoyo incondicional a sus compañeras, quienes destacaron que la vocación y amor a su profesión, a pesar «de las deplorables condiciones en las cuales trabajamos, y en las cuales todos como residentes y médicos seguimos luchando».

Por su parte la Universidad de Carabobo, en su Consejo Universitario rechazaron estas detenciones, asegurando que no se ha cumplido con el debido proceso, como tampoco respetada la presunción de inocencia, «principios claramente transgredidos durante la actuación judicial hasta ahora ocurrida siendo, a todas luces, no sólo un contrasentido jurídico, sino también sanitario y moral».

Exigen su liberación inmediata en pro de garantizar el cumplimiento de los principios de presunción de inocencia y debido proceso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba