EntretenimientoEspectáculosSin categoría

Becky G y Bad Bunny se apoderan de la noche urbana de Viña del Mar

El reggaetón de Becky G sedujo al público de la Quinta Vergara en la noche de clausura del Festival de Viña del Mar, donde se escuchó la música más urbana de la mano de esta joven estadounidense y del cantante puertorriqueño de trap Bad Bunny.

La más benjamina de los artistas invitados a esta 60 edición del Festival de Viña celebró este viernes su cumpleaños 22 montada en un escenario haciendo «lo que más le gusta».

Con el tema «Booty» la cantante hizo su entrada triunfal al anfiteatro que la esperaba y continúo con el tema «Sola», en un intenso concierto en el que predominaron sus canciones en español.

Nacida en Estados Unidos pero de raíces mexicanas, Rebbeca Gomez saltó a la fama con un vídeo que colgó en YouTube versionando una canción.

Un baño de inglés

«Cuando empecé mi proyecto en español me encontré como artista», explicó hoy la joven que inició su carrera en inglés y que obtuvo su primer reconocimiento con «Shower».

Desde que se inició en la música urbana y latina, la cantante ha realizado numerosas colaboraciones con artistas internacionales como el cantante español C.Tangana, el colombiano Maluma y el estadounidense Daddy Yankee.

«Dura», «Mad Love», «Mala Mía», fueron algunos de los temas en los que la cantante llenó con sus bailes las voces de los colaboradores que sonaron de fondo.

Becky G ha formado parte del jurado del Festival de Viña del Mar, que ayer eligió junto al público a los ganadores de la competición folclórica e internacional.

Las mujeres arriba

Durante estas seis jornadas intensivas, la cantante también quiso trasmitir un mensaje de «empoderamiento femenino», en este festival que ha lucido un cartel musical ampliamente masculino con 14 cantantes frente a 3 mujeres.

«Me dijeron que este tema no iba a funcionar, pero es un ejemplo de que las mujeres pueden trabajar juntas», dijo la artista antes de cantar «Sin Pijama», uno de sus últimos sencillos en colaboración con Natti Natasha.

«No estamos acostumbrados a escuchar a una mujer con confianza», añadió la cantante, que hoy derrochó seguridad con sus sensuales bailes ante el anfiteatro de la Quinta Vergara, que tiene un aforo de casi 15.000 personas.

Con esta actuación, Becky G clausuró la sexagésima edición del Festival de Viña del Mar, el más grande de Latinoamérica, que durante seis noches contó con artistas de la talla de Raphael, Basktreet Boys, Marc Anthony y David Bisbal.

Un «conejo malo» suelto en Viña

Por su parte , el cantante puertorriqueño Bad Bunny impuso el trap en un concierto frenético nunca visto en el anfiteatro de la Quinta Vergara, y que hasta este viernes no había contado con ningún artista que se presentara con este género musical, que acapara la atención de los más jóvenes.

A sus 24 años, Bad Bunny se ha convertido en uno de los referentes del trap, un subgénero del rap, al situar su sencillos en las listas de éxitos mundiales.

Con una puesta en escena sencilla, el joven cantante dominó el gran escenario con tan solo su presencia y algunos efectos de fuego y humo.

El «Conejo Malo» (la traducción al español de Bad Bunny), conocido por su peculiar estilo de vestir, se presentó con un chándal rosa palo y unas gafas de sol, que llevo puestas durante casi todo el concierto.

El público que coreó cada canción como si fuera la última, se rindió a los pies del rey trap desde el primer tema, «Estamos bien».

El puertorriqueño acaba de sacar su primer álbum «X100pre», pero desde hace tres años ha tenido una prolífica y meteórica carrera con los numerosos sencillos que ha lanzado.

La noche de este vieres el cantante ofreció al público chileno un concierto desenfrenado en el que fue intercalando sus mayores éxitos sin apenas unos segundos de pausa entre un tema y otro.

«Que alcen la mano los que se aman. Cada uno de nosotros somos seres especiales y tenemos un propósito en la vida que tenemos que descubrir», dijo el artista a un público joven que no soltó el móvil para grabar cada uno de sus movimientos.

Con más de 25 canciones, el puertorriqueño enloqueció al público chileno, que no dejó de botar y gritar al ritmo de sus contundentes bases.

Con esta gran carta de presentación, Bad Bunny abrió la noche de clausura del Festival de Viña del Mar tras seis jornadas consecutivas, el mayor evento musical de América Latina, cerró su 60 edición al ritmo de la música urbana.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba