Judicial

Mataron a un cinta negra en Karate cuando llegaba a su hogar en Caricuao

La delincuencia continúa sorprendiendo a los venezolanos cuando llegan a sus hogares, a sus trabajos o cuando salen de un local nocturno caraqueño. Siguen los pasos de las víctimas, que portan algún objeto de interés para ellos y cuando ya obtienen lo que desean acaban con sus vidas.

Francisco Javier Carpio Piñango, de 28 años, fue otra de sus víctimas este lunes a las 10:00 de la mañana cuando se encontraba en las afueras del edificio Tamanaco, donde vivía en la UD7 de Caricuao.

El infortunado llegó a su residencia, estacionó su vehículo Aveo azul, y cuando se acercaba al ascensor para subir a su apartamento fue interceptado por dos delincuentes, quienes intentaron robarlo, sin embargo, la víctima se resistió y le propinaron cuatro disparos: dos en el pecho, uno en el abdomen y uno en el brazo.

Los disparos alertaron a los vecinos, quienes avisaron a la madre y hermano de Francisco Javier, lo llevaron al Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, donde falleció a las 11:00 de la mañana.

Piñango desde hace cinco años trabajaba en el área de seguridad interna del Banco Bicentenario. Era cinta negra en Karate, cuando tenía 10 años fue dos veces campeón mundial tras competir en Estados Unidos.

Transcendió que los victimarios del karateca fueron sometidos por la comunidad del barrio San Pablito, Caricuao, e intentaron lincharlos, pero efectivos de la Guardia Nacional (GN) de Macarao, llegaron a la zona y al conocer que estaban implicados en un crimen se los llevaron detenidos y los entregaron a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Antímano.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba