Tendencias

Comparte por una vida canaliza solidaridad de venezolanos con niños hospitalizados

 

Por Andreína Itriago

«Perdón si les dañé el domingo», se excusa Ana Isabel Otero, directora de Analiticom, en su cuenta de Instagram. La frase destaca entre las líneas del mensaje que acompaña la foto de la niña Yorgette, una de las pacientes a las que el hospital J. M. de los Ríos no puede suministrar comida. «No es un niño y no es un hospital, son miles y honestamente no veo una solución distinta a las donaciones», agrega en el texto.

Otero es uno de los rostros detrás de Comparte una vida. «Decidimos unirnos para conseguir la mayor cantidad de cosas para llevar al hospital», explican en la cuenta en Instagram de la iniciativa, formada esta semana luego de que 30 niños del J. M. de los Ríos se fueran a dormir sin tomar sus teteros. «Sus padres no tenían dinero para comprar las fórmulas que antes suministraba el hospital», explican en la primera imagen que publicaron en la Web, cinco días atrás.

El primer día recibieron casi 200 mensajes y muchas donaciones. Fórmulas infantiles -lo más urgente-, cereales, pañales, teteros, vitaminas y más. Y lograron la meta: «38 niños van a comer esta noche gracias a ustedes», aseguraron el jueves, al tiempo que publicaron una imagen del personal de salud del hospital con los insumos.

Decenas de mensajes siguieron llegando desde distintas partes del mundo. Todos quieren colaborar. El equipo logró recaudar donativos suficientes para alimentar a 25 niños durante este fin de semana, en el hospital Domingo Luciani. De acuerdo con información publicada por Otero en Instagram, este centro de salud tiene el mismo problema que el J. M. de los Ríos.

Otero aprovechó la imagen de esta donación para hacer una observación a sus seguidores: «Estamos controlando todas las donaciones. Los departamentos de nutrición de los hospitales nos dan los requerimientos diarios de comida para los niños (fórmula, cereales, etc.) y los entregamos personalmente todos los días. Además corroboramos con las madres que los niños hayan comido».

Yoli, la mamá de Yorgette, es de las que a diario habla con Otero acerca de la situación de su pequeña. Mañana cumple dos añitos y los celebrará en el hospital. Al menos gracias a la generosidad de muchos, tendrá qué comer.

¿Qué hace falta?

Lo que más necesitan los niños son fórmulas lácteas en polvo de todo tipo, pero también se puede contribuir con leche completa, cereal, azúcar, aceite de canola o maíz, caseinato de calcio y agua potable. También hacen falta teteros resistentes al calor (pueden ser usados), licuadoras y coladores de alimentos. Y algunas cosas específicas como “ponche calórico”, para el área de niños quemados y cirugía plástica. La niña Yorgette, quien padece del síndrome de MNGIE, necesita puntualmente sondas de alimentación Dof Hof número 8.

¿A dónde llevar las donaciones?

Si usted está en Caracas y está interesado en hacer un donativo el día de hoy, tiene la oportunidad de hacerlo hasta las 6:00 pm en el hotel Renaissance, de La Castellana, donde se está celebrando el Bazar 100% Chic. También puede hacerlo en la tienda Melao, en el Centro Comercial Sambil.

Para más información, puede contactar al equipo a través de [email protected], o a través de sus redes sociales: @compartex1vida en Twitter, Comparte por una vida en Facebook y @comparteporunavida en Instagram.

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba