ParapsicologíaTendencias

Historia del papagayo

¿Cometas o papagayos, son lo mismo? Claro que sí.  También se les llama barrilete, papalote o volantín. Y por ellos las diversas civilizaciones han sentido verdadera fascinación.

Sin duda de niños y hasta de adultos, todos hemos volado alguna de ellas. Es un entretenimiento popular que en todos los países se conoce como pasatiempo en lugares de descampados, no donde no hay muchas construcciones.  Por eso es cada vez más difícil verlos en las grandes ciudades, sin embargo, siempre aparece alguno que otro.

Las cometas son artefactos voladores, más pesados que el aire, que vuelan gracias al impulso del viento y desde tierra se les maneja por uno o varios cordeles.

La historia de lo que reconocemos como el papagayo, ha pasado de generación en generación, y aunque muchas historias y leyendas lo llevan de un lugar a otro, se reconoce  su nacimiento en China,  donde las utilizaban como dispositivo de señalización militar. Sus movimientos y colores,  eran mensajes que, en la distancia,  se comunicaban entre destacamentos castrenses.

Si bien poseen un origen antiguo, se les utilizo  en algunos países asiáticos pero también en Egipto. Originalmente, se les adornaba para darles formas de pájaros, peces o dragones. Así es como llega a Europa y, de mano de los colonizadores, a Venezuela.

Se trata de una estructura exagonal hecha de madera liviana que se forra con papel de seda, tela o cualquier otro elemento sutil.  De brillante colorido, se le suele añadir una cola de tela para darle estabilidad, también se le ata un cordel para hacerlo volar con la intensidad del viento. Por ello en China se le conoció como «pájaro del viento» o «arpa del viento».

A medida que evolucionaron, se convirtieron en la inspiración para construir paracaídas, parapentes y otros.

Actualmente, sigue siendo un deporte para jóvenes, pero del que los adultos no se escapan. Y hoy en día ¡hasta competencias se hace con ellos!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba