TendenciasVariedades

Pescadores hallaron corona de la Virgen del Valle, robada hace 10 años

Un grupo  pescadores de Chacopata del  municipio Cruz Salmerón Acosta del estado Sucre,  encontró una  pequeña corona de oro.  El hallazgo ocurrió cuando sustraían pepitonas y al recoger la red  observaron que algo brillaba. Al parecer la pieza forma parte de las joyas robadas a la Virgen del Valle en la isla de Margarita y que fueron lanzadas al mar por unos delincuentes hace 10 años.

La pequeña corona de oro de alrededor de 150 gramos forma parte de las reliquias que le han ofrendado devotos a la Virgen del Valle en el Museo Diocesano que lleva su nombre.

Cuentan los marinos que en el transcurso del viaje fueron abordados por efectivos de la guardia y debieron hacerle entrega de la corona, llevándosela estos a su base en la ciudad de Carúpano estado Sucre.

En virtud del valor sentimental del hallazgo, los pescadores hicieron seguimiento al destino de la pieza, y conocieron que ya la iglesia está en conocimiento del rescate y se encuentra en manos de la fiscalía, quien debería ordenar su traslado al Museo Diocesano.

El diputado de la Asamblea Nacional (AN) Dencys Pazos informó que la Guardia Nacional trasladó la reliquia de la patrona del Oriente del país a la ciudad de Carúpano, y espera que en los próximos días sea devuelta al museo de Margarita.

Por su parte, Nelson Guilarte, dirigente de Un nuevo Tiempo (UNT) en el municipio García del estado Nueva Esparta, donde se encuentra ubicado el Museo Diocesano, denunció también el hecho en redes sociales. “El caso es que la reliquia regrese al museo y alertamos al pueblo de la situación para que se tomen las medidas adecuadas. Pero tenemos información que la corona de la virgen se encuentra custodiada por efectivos de la Guardia Nacional de Carúpano y que la Fiscalía del estado Sucre ya tiene conocimiento del caso”, subrayó.

Robo en el 2009

De acuerdo a registros en medios de comunicación, aquel robo ocurrió el 10 de noviembre del 2009, cuando sujetos portando armas de fuego y vestimentas que los identificaba como funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, (Cicpc), llegaron al Museo Diocesano de la Virgen del Valle con la excusa de revisar las alarmas de esta área para reforzar la seguridad donde se guardan los ex votos de la patrona de los orientales.

Los cuerpos policiales activaron un plan de emergencia para la aprehensión de los malhechores, y horas más tarde fueron capturados en alta mar, cerca de Chacopata, pero al verse rodeados lanzaron las prendas al mar.

Se da cuenta que, en diciembre del mismo año feligreses acusaron a los cuerpos policiales del poco interés en la búsqueda de las prendas, ya que en esa fecha se anunció la suspensión del buceo que intentaba dar con las piezas lanzadas a la profundidad del mar.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba