ParapsicologíaTendencias

Terra, nuestro planeta, ¿tiene un clon?

Martha Rosenthal
@agendamagica

Muchos de ustedes lectores saben que he sido y sigo siendo contactada por inteligencias siderales, recibiendo desde hace casi 30 años enseñanza de altísimo nivel. Parte de lo recibido, refería que nuestro planeta tiene un clon, un doble, del que sólo parecía se hablaba en los círculos de la enseñanza que manejamos.

Ningún organismo científico, de nivel de alta responsabilidad, jamás había mencionado este tema, tildando lo que pregonábamos, como información fantasiosa que se basaba en temas de ciencia ficción. Siendo ellos los poderosos, sin dejar de estar conscientes de que la información es válida, dejamos de divulgarla.

Es un gran placer informarles, que los astrónomos y científicos de la NASA, han asumido oficialmente el descubrimiento de un planeta que semeja al nuestro y al que le dieron de nombre HD 904790 b. Concluyen que aunque siendo ligeramente de mayor tamaño, es un clon del Terra, pero se diferencia de esta en que su atmósfera es límpida, transparente, templada.

Tiene grandes recursos naturales, sus mares y océanos de una transparencia extraordinaria con una población marina de especies desconocidas y su superficie terrestre de un tono verde esmeralda que varía en transparencia acorde a como el sol ilumine. La vegetación actual incluye flores y árboles de mucha altitud pues está virgen de contaminación y no tiene desiertos.

Naturalmente, la aceptación científica de lo que hasta hace poco era considerado “ciencia ficción” resulta un evento sin precedentes que sin la menor duda transforma el pensamiento del hombre como humanidad habitante de un planeta que actualmente presenta severa contaminación de tierras, aguas y aire.

Para continuar con la información recibida en CEINPLA, ya hay humanos como nosotros viviendo allí, varias especies animales del pasado se encuentran allí desarrollándose dadas las óptimas condiciones planetarias amen de muchas otras especies vegetales. Han hecho intercambios con vegetación de nuestro planeta, por ejemplo llevando xerófilas de aquí para allá y algunos frutales capaces de desarrollarse en otra esfera.

Les propongo, qué tal vacacionar allí. Sólo nos falta tener los vehículos adecuados para el traslado… pero nosotros aun les tememos tan sólo de verlos, ¿cómo sería si estuviésemos dentro de uno de ellos?

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba