Actualidad Internacional

Abbas busca debilitar al futuro gobierno de Hamas

En medio del conteo regresivo hacia la toma del poder por Hamas, el líder palestino Mahmoud Abbas ha ampliado su ya considerable autoridad, al retomar el control de los medios de comunicación estatales y nombrar a aliados suyos en los principales cargos del gobierno.

Fuentes cercanas a Abbas indicaron que esperan que un gobierno de Hamas sin posiciones clave, aislado y con poco dinero, se encaminará a un rápido fracaso. Otros afirman que la meta principal de Abbas es proteger los feudos de su derrotado Partido Fatah, tales como los servicios de seguridad.

A pesar de las acciones de último minuto de Abbas, los líderes de Hamas no lo han atacado y en su lugar han dirigido su ira contra Fatah. Los militantes islámicos necesitan a Abbas como figura respetable a nivel internacional y han evitado la confrontación.

Hamas también confía en poder echar abajo algunas decisiones una vez el Parlamento se reúna el sábado. No obstante, el grupo terrorista podría no reunir los necesarios dos tercios en el Legislativo.

Por su parte, Abbas podría despedir a un primer ministro respaldado por Hamas, pero necesitaría la aprobación del Parlamento para su nominado. De acuerdo con la Ley Básica, preludio de una Constitución palestina, Abbas no puede disolver el Parlamento incluso si declara un estado de emergencia.

Según fuentes que pidieron anonimato, Israel y Estados Unidos supuestamente consideran maneras de deponer el gobierno de Hamas, mayormente mediante el estrangulamiento económico que llevaría a los palestinos a clamar por el retorno de Fatah. La comunidad internacional ha dicho que recortará millones de dólares en ayuda una vez Hamas tome el poder.

Entretanto, el primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, reiteró ayer que no se negociará con un gobierno de Hamas, posición que afirmó respalda Washington y gran parte de Europa. »No negociaremos y no lidiaremos con una Autoridad Palestina que esté dominada totalmente o en parte por una organización terrorista», manifestó a líderes judíos estadounidenses de visita en Irael.

Por su parte, Hamas criticó a Israel y EEUU ayer tras informaciones de que ambos buscaban la manera de derrocar el gobierno del grupo terrorista a menos que renuncie a la violencia.

En Washington, la Casa Blanca y el embajador israelí en EEUU, Daniel Ayalon, negaron la existencia de semejante conjura.

Fuentes anónimas estadounidenses e israelíes dijeron al diario The New York Times que ambos países estudiaban una campaña para privar de fondos a la Autoridad Palestina, de manera que los propios palestinos, desilusionados, derrocaran al gobierno de Hamas.

En Washington, el vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, declaró que «no hay conjura».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba