Actualidad Internacional

Amorim niega presiones de Chávez y defiende adhesión de Venezuela a Mercosur

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, defendió la adhesión de Venezuela al Mercosur, pese a la polémica con el Legislativo de Brasil y negó que el presidente venezolano, Hugo Chávez, lo haya presionado en ese sentido, informaron hoy medios locales.

«El único presidente que tiene poder para presionarme es el presidente Lula (el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva). Y él ni lo necesita porque me da las instrucciones y yo las sigo», dijo Amorim en una entrevista publicada hoy por el diario Gazeta Mercantil.

La adhesión de Venezuela al Mercosur apenas depende de la ratificación de los congresos de Brasil y Paraguay, debido a que ya fue aprobada por los legislativos de Argentina y Uruguay.

La votación en el Parlamento brasileño, sin embargo, quedo en suspenso debido a que los legisladores rechazaron un ultimátum dado por Chávez, quien advirtió que retirará la petición de adhesión en caso de que no sea aprobada antes de tres meses.

La polémica comenzó cuando Chávez tildó al Congreso brasileño de «lorito» que apenas repite lo que dice Estados Unidos debido a que el Senado de Brasil aprobó una moción en que pide al jefe de Estado venezolano reconsiderar su decisión de no renovar la licencia del canal de televisión RCTV.

Amorim llegó a intervenir en la polémica y sugirió que Chávez tuviese un gesto de buena voluntad para con el Congreso brasileño con el fin de aplacar los ánimos, pero el presidente venezolano dijo que Venezuela no tiene de qué disculparse y consideró «impertinentes» las declaraciones del canciller brasileño.

En medio de esas divergencias, varias asociaciones brasileñas de empresarios pidieron al Congreso rechazar la adhesión de Venezuela al Mercosur en los términos negociados.

Pese a toda la polémica, Amorim, en su entrevista a Gazeta Mercantil, defendió nuevamente la adhesión de Venezuela al Mercosur.

«Creo que es buena para Brasil y es buena para el Mercosur», aseguró el canciller.

El ministro reconoció que la integración de Suramérica es más difícil que la de Europa, pero la consideró necesaria.

«La Unión Europea, lejos de ser homogénea, tuvo muchas diferencias. Claro que todos eran democráticos. Aquí también creo que todos somos democráticos. Uno puede discutir este o aquel aspecto, pero son gobiernos con elecciones, en algunos casos hasta con supervisión internacional», explicó.

Agregó que la prioridad a la integración social defendida por algunos países de la región por encima de la integración comercial no afecta el proceso en general.

«Creo que el elemento propiamente social, que algunos gobiernos que se dicen socialistas proponen, no es una cosa negativa ni se opone a lo que queremos. La manera de organizar la economía puede no ser exactamente la misma y por eso exige más tiempo», agregó.

El ministro rechazó que, ante la paralización de las negociaciones de la Ronda de Doha, Brasil pueda abandonar la unión aduanera del Mercosur para buscar negociaciones bilaterales con bloques como la Unión Europea.

«No creo que eso sea bueno. Brasil es visto hoy como un socio estratégico de la Unión Europea por su tamaño y su economía, pero también por su capacidad de influir en el mundo comenzando por Suramérica. Entonces si abandonamos la unión aduanera, estaremos renunciando a una carta que es positiva», explicó.

Agregó que renunciar a la unión aduanera no apenas dejará en libertad a Brasil para buscar otros socios sino también a los demás países.

«Todos ganarían libertad y cada uno haría sus acuerdos. Pero evidentemente juntos tenemos un poder de negociación que por separado no tenemos», afirmó.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba