Actualidad Internacional

Argentina asegura que acusaciones de Venezuela por el avión de Emtrasur no generan una nueva ruptura diplomática

El Gobierno de Argentina se pronunció tras las críticas que Nicolás Maduro y su gabinete han hecho al país por retener el avión venezolano-iraní y a su tripulación.

“Entendemos que son expresiones de diferentes actores de la vida venezolana como muchísimas veces actores de la vida argentina han tenido expresiones muy fuertes con respecto a Venezuela, y eso no implica un incidente diplomático”, dijo Gabriela Cerruti, portavoz de la presidencia.

Maduro aseguró que Estados Unidos tiene como objetivo robarse el avión e hizo un llamado a los movimientos sociales, sindicales y políticos de la «Argentina patriótica» y «peronista» con el fin de que Venezuela pueda recuperar la aeronave, junto con el regreso de la tripulación.

Por su parte, Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), exigió que el avión sea devuelto lo «más pronto posible», y aseguró que el mismo está «secuestrado» acusando directamente al presidente Alberto Fernández.

El pasado 9 de agosto, Jorge Rodríguez también se sumó a las exigencias de que sea devuelto el Boeing 747 Dreamliner de carga que Argentina retiene desde junio. Aseveró que el sistema de Justicia de Argentina de «estar arrodillado a los designios» del Gobierno estadounidense.

Las declaraciones de los dirigentes chavistas también han despertado rechazo en la comunidad judía en Argentina, pues los líderes insinuaron que atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en 1994, no ocurrió.

Ante esto, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), arteria político de la comunidad judía en Argentina, instó a la Cancillería argentina a que condenar las declaraciones del Gobierno venezolano. En el murieron 85 personas, y la Justicia argentina responsabiliza a Irán, ex funcionarios de ese país y al partido libanés Hizbulá. 

 Justicia argentina

Desde principios de junio, Argentina retuvo un Boeing 747 Dreamliner de carga, que fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa). Ambas empresas están sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Por su parte, la Justicia argentina se ha enfocado en investigar posibles vínculos del avión y su tripulación con el terrorismo internacional, y ordenó retener los pasaportes e impedir la salida del país de los miembros de la tripulación (cinco iraníes y catorce venezolanos), e incautó el avión para obtener más datos sobre la nave y qué hacían en Buenos Aires los integrantes del vuelo.

Durante los últimos días se pudo conocer que la liberación de doce de los miembros de la tripulación está siendo evaluada por los tribunales.

No obstante, el pasado 2 de agosto el Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó a Argentina que le permita confiscar el avión venezolano-iraní retenido por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba