ActualidadActualidad Internacional

Autoridades cifran en 26 los fallecidos en tiroteo en iglesia de Texas

El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que 26 personas murieron en el tiroteo iniciado este domingo por una persona en un iglesia baptista de Texas, y que además ha dejado decenas de heridos.

En una rueda de prensa en San Antonio, Abbott dijo que el tiroteo ocurrido en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, es «la peor matanza registrada en la historia del estado».

«La tragedia es peor porque ocurrió en una iglesia durante un oficio religioso», lamentó el gobernador.

Las autoridades señalaron que las edades de las 26 víctimas oscilan entre los 5 y 72 años de edad, una de las cuales es Annabel Pomeroy, la hija de 14 de años del pastor de la iglesia Frank Pomeroy, quien se lo confirmó a ABC News.

Las autoridades señalaron que se investiga si el atacante, que pereció poco después del tiroteo, pertenecía a una organización criminal y solo se dio a conocer que era un hombre de poco más de 20 años de edad.

Aunque las autoridades no revelaron el nombre del atacante, varios medios estadounidenses lo han identificado como Devin Kelley, un hombre blanco de 26 años que murió después de una breve persecución.

Freeman Martin, del Departamento de Seguridad Pública de Texas, señaló en la rueda de prensa que el atacante vestía completamente de negro y portaba un chaleco antibalas.

El oficial agregó que sobre las 11.20 hora local, momento en que se celebraba en la pequeña iglesia un oficio religioso, el atacante fue visto en una estación de servicio y poco después entró y disparó con un rifle semiautomático.

Producto de los disparos, 23 personas murieron en el interior de la iglesia, dos más en el exterior y una posteriormente en un hospital local.

Tras el tiroteo, el atacante se enfrentó con un vecino que al escuchar los disparos tomó su rifle y disparó al autor de la matanza.

Poco después, en el interior del vehículo del tirador se encontraron varias armas.

Audrey Lewis, fiscal de distrito en el condado Wilson, dijo que no hay «una amenaza latente» en el área.

Las autoridades no informaron si el atacante pereció por disparos de la policía o se quitó la vida.

El presidente de EEUU, Donald Trump, que se encuentra de gira en Japón, dijo que estaba siguiendo desde allí la situación en el pueblo de Sutherland Springs y, según portavoces de la Casa Blanca, ya habló con Abbott.

Trump calificó de «espeluznante» el tiroteo en la iglesia en Texas y dijo que sus «pensamientos y oraciones están con las víctimas».

Durante unas palabras dirigidas a líderes empresariales en la embajada de EEUU en Tokio, el presidente estadounidense dijo además que «los estadounidenses harán lo que mejor saben hacer: nos uniremos y a través de las lágrimas y la tristeza permaneceremos fuertes».

«Que Dios esté con el pueblo de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las agencias de la ley están sobre el terreno. Estoy siguiendo la situación desde Japón», habia escrito Trump en su cuenta oficial de Twitter desde Tokio, antes de dar las declaraciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba