Actualidad InternacionalDeportes

Bandera afgana desfiló en solitario en la inauguración de los Paralímpicos de Tokio 2020

Este martes el estadio Olímpico de Japón se volvió a vestir de gala, pero esta vez para recibir la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, una ceremonia en la que la bandera de Afganistán desfiló en solitario, tras la ausencia de los dos paratletas que representarían al país, dado que no pudieron viajar a Japón, como consecuencia de la toma de poder de los talibanes.

El estandarte nacional de la nación del Oriente Medio, salió poco después del desfile de los paratletas, que abrió el equipo de refugiados y el de Islandia, siguiendo el orden como ocurrió en el desfile de los Juegos Olímpicos, todo ello basados en el alfabeto nipón.

La bandera afgana fue portada por un voluntario, todo ello en un gesto de solidaridad con la situación actual que vive el país, donde los vuelos comerciales han sido suspendidos y continúan las labores para evacuar a las personas que se han visto envueltas en el caos que se desató por la vuelta al poder del grupo integrista luego de 20 años de guerra.

Se tenía previsto inicialmente que fuera un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (Acnur) quien llevase la bandera afgana en el acto, sin embargo, los organizadores descartaron esa opción  de manera que el acto tuviera una connotación más neutral, de acuerdo a lo que aseguró Craig Spence, quien funge como director de comunicaciones del Coité Paralímpico Internacional (CPI).

La turbulenta situación política en el país ha impactado a su participación en los Juegos Paralímpicos, en los que Afganistán iba a tener dos representantes, la taekwondista Zakia Khudadadi y el atleta Hossain Rasouli, que no pudieron desplazarse al país.

Khudadadi, quien se iba a convertirse en la primera mujer en representar al país de Oriente Medio en unos Paralímpicos, publicó un vídeo a través de las redes sociales la semana pasada pidiendo ayuda para poder participar en los Juegos de Tokio.

Quien sí competirá en la capital nipona es el nadador Abbas Karimi, nacido en Afganistán pero que formará parte del equipo de refugiados debido a que se marchó de su país con 16 años, y que desfiló junto al resto de su equipo en primer lugar del acto.

Los paratletas desfilaron en el interior del Estadio Olímpico de Tokio, convertido en un aeropuerto y ante el recibimiento de decenas de azafatos ataviados con dispositivos similares al «gorrocóptero» popularizado en la serie de animación Doraemon, donde sus protagonistas los usan para echar a volar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba