Actualidad Internacional

Brasil anunció un crecimiento mayor al esperado

El gobierno de Lula notificó ayer una revisión hacia arriba del PBI de 2006, que creció un 3,7 por ciento, por encima del 2,9 por ciento divulgado anteriormente y pronosticó que en 2007 podría superar el 4,5 por ciento.

El Producto Bruto Interno de Brasil puede crecer este año por encima del 4,5 por ciento y el país ya entró en un nuevo ciclo de expansión económica con algunos indicadores equiparables a los de Europa, afirmó hoy el ministro de Hacienda, Guido Mántega.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva anunció ayer una revisión hacia arriba del PBI de 2006, que creció un 3,7 por ciento, por encima del 2,9 por ciento divulgado anteriormente por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), que modificó su metodología de cálculo.

Este escenario «nos permite pensar que para 2007 un crecimiento del 4,5 por ciento es completamente factible, no es una ficción ni un deseo, es algo que podemos concretar», afirmó.

Según Mántega, este «no es un fenómeno estadístico» descubierto por el IBGE, sino un proceso que viene ocurriendo desde 2003, cuando Lula llegó al poder.

«Brasil ya ingresó en un ciclo de crecimiento sustentable cuyas primeras etapas son estas y que tendrá continuidad en los próximos años», dijo el ministro en una rueda de prensa en la que comentó las nueva estadísticas del IBGE.

La principal economía latinoamericana, «está en condiciones de aspirar a crecer por encima del 4 por ciento con los beneficios que esto trae para el empleo» y la movilidad social, dijo.

Un PBI más robusto significa una mejor relación entre deuda pública y tamaño de la economía. Ahora se ubica en el 44,9 por ciento, contra el 50 por ciento antes de la revisión hecha por el IBGE.

Brasil es un país menos endeudado, con una mejor proporción entre el déficit público nominal, incluso mejor que muchos países de la Unión Europea, sostuvo.

Explicó que la expansión del PBI brasileño se sustentó el año pasado en «un crecimiento más robusto en la agricultura», sector que responde por un tercio del PIB total del país.

Mántega destacó como «mejor novedad» que, según las cifras oficiales, la inversión creció un 8,7 por ciento, muy por encima del PBI.

«Esto es importante porque la capacidad de oferta productiva está aumentando, lo que posibilita un crecimiento continuado con inflación baja, sin problema de ofertas. Significa confianza del empresariado y del mercado en el futuro del país», apostilló.

Mantega no obstante se dijo preocupado porque la industria de la transformación, que es muy importante para la economía porque tiene más capacidad de generación de empleo, creció menos del 1,6 por ciento en 2006.

«La preocupación del Gobierno es crear condiciones para que la industria de la transformación se recupere», dijo el ministro.

Por el contrario, la extracción de minerales creció el 6 por ciento y «vamos bien» con la exportación de materias primas y productos básicos, argumentó.

Al revés de otros países latinoamericanos más orientados a la exportación de productos básicos, Brasil tiene una economía más diversificada y produce también bienes manufacturados y con mayor valor agregado, señaló el ministro.

Mantega admitió que el sector industrial ha sido perjudicado porque el tipo de cambio «está un poco revalorizado y perjudica a las exportaciones de ese sector».

Pero en compensación, manifestó, empresas del sector han colocado sus mercancías en el mercado interno, que hoy representa el 80 por ciento del consumo de las empresas nacionales.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba