Actualidad Internacional

Chile decidirá entre Kast y Boric quien será su próximo presidente

Luego del 58,28% de las mesas escrutadas se pudo conocer que el próximo presidente que regirá el destino de Chile saldrá de la segunda vuelta que disputarán el ultraderechista José Antonio Kast y el diputado de izquierda Gabriel Boric.

Ambos candidatos ganaron el derecho de participar en el balotaje previsto para el próximo 19 de diciembre, tras hacerse del 28,52% y 24,71% de los votos, respectivamente.

Estos comicios pasarán a la historia como los primeros desde la vuelta a la democracia en el año 1990, que los partidos tradiciones de centro-izquierda y centro-derecha no logran avanzar a la instancia definitiva.

La sorpresa de la jornada en las elecciones presidenciales chilenas la protagonizó el polémico economista libertario Franco Parisi, quien reside en los Estados Unidos y ni siquiera viajó a tierras australes para el proceso electoral, luego de acumular el 13,67% de los votos, de acuerdo a los reportes oficiales.

De esta manera Parisi desplazó al cuarto lugar a Yasna Provoste, la candidata de centro-izquierda que acumuló 12,52% de los votos, seguido del oficialista Sebastián Sichel quien aglutinó 11,9%.

«Son tiempos difíciles para hacer campañas serias y defender la democracia, que es lo que queremos y en lo que creemos», reconoció el exministro del presidente saliente, el conservador Sebastián Piñera.

«No voy a votar en segunda vuelta por Gabriel Boric (…) No quiero que gane la extrema izquierda en Chile», agregó Sichel, tras anunciar que se retira temporalmente de la política.

El Partido Socialista, cuya candidata era Provoste, sí anunció en cambio ya su apoyo a Boric en el balotaje. «Hacemos un llamado a los chilenos a no desmerecer la amenaza que representa una opción de extrema derecha como eventual mandatario en nuestro país», indicó su presidente, Álvaro Elizalde.

Mucho más atrás y con menos del 8 % de los votos, quedan el progresista Marco Enríquez-Ominami y Eduardo Artés, de la izquierda radical.

En la capital se impone Boric con el 31 % de los votos y con una diferencia de casi 7 puntos sobre Kast, aunque aún quedan muchas más mesas por escrutar que en el resto del país.

El ultraconservador, sin embargo, va liderando con gran ventaja en la región sureña de La Araucanía (42,57 %) y la norteña Tarapacá (30,8 %), donde existe una crisis migratoria tras la llegada de manera irregular de miles de venezolanos en los últimos tiempos y su victoria es más sorprendente que en el sur.

Ambos tienen programas muy distintos y, de confirmarse los resultados, los chilenos tendrán que elegir en diciembre entre el gobierno más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973) o el más derechista desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Boric, un diputado de 35 años y antiguo líder estudiantil que se define como ecologista, feminista y regionalista, quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar parecido al de Europa.

Por su parte, Kast, un abogado católico de 55 años, busca reducir el papel del Estado, bajar impuestos, afrontar con mano dura la migración irregular y prohibir el matrimonio gay y todas las formas de aborto.

Los más de 15 millones de chilenos llamados a las urnas este domingo también escogieron a los 155 diputados para un periodo de cuatro años y a 27 de los 50 senadores para un periodo de ocho, aunque los resultados de esta elección tardarán más en salir.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Este artículo es muy sesgado no sólo al repetir sin fundamentos el apelativo de ultraderechista a un candidato q es más bien “ultranecesario” para volver al país a la senda del progreso y combatir la revolución retrógrada q representa Boric y su gente. Finalmente, no es cierto en absoluto la prohibición del matrimonio “civil” gay y del aborto por tres cáusales y sí el libre. Kast representa el sentido común y la búsqueda del orden, del imperio de la ley y del orden. Si eso es ser ultra, pues bienvenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba