Actualidad Internacional

Colombia: el escándalo de las “pirámides” llega a la política

La controversia generada a causa de la estafa masiva de financieras en este país, conocidas como “pirámides”, parece tomar otro rumbo. Ahora figuran entre los implicados, magistrados, gobernadores y legisladores.

Edgardo Maya, el procurador general, pidió al Consejo Nacional Electoral un informe sobre el financiamiento de las campañas de los gobernadores de los 32 departamentos (provincias) del país.

De otro lado, anunció que se indagará en todas las entidades públicas que debían vigilar el sistema financiero y las operaciones de decenas de empresas ilegales que surgieron en los últimos años sin control alguno.

Según grabaciones telefónicas reveladas por medios de prensa locales, son varios los políticos relacionados con David Murcia Guzmán, principal accionista de la financiera ilegal DMG, apresado en Panamá y recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.

En una de ellas se evidencia que Murcia, titular de la más grande de las pirámides, aportó 400 millones de pesos (unos 200 mil dólares) a la campaña de Pedro Alonso Sanabria, quien no ganó una gobernación, pero luego fue elegido magistrado de la Corte Suprema.

La misma grabación evidencia la financiación de Jorge Cuáqueta, candidato a la alcaldía de Suesca, en Cundinamarca, por parte de la pirámide DMG.

También aparecen implicados los gobernadores de los departamentos de Magdalena y Bolívar y el alcalde de la ciudad de Santa Marta.

En total, en las elecciones regionales del 2007 Murcia apoyó, según las revelaciones aparecidas hasta el momento, a 12 candidatos, de los cuales 10 resultaron vencedores en los comicios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba