Actualidad Internacional

Contra las restricciones innecesarias

«Instamos a la comunidad internacional a no usar el brote de influenza A H1N1 como motivo para crear restricciones comerciales innecesarias, y a que las decisiones que se tomen estén basadas en evidencia científica sólida», reza la declaración firmada por los titulares de Agricultura de Canadá, EE.UU. y México, Gerry Ritz, Tom Vilsack y Alberto Cárdenas, respectivamente.

Los tres países se comprometieron a «un continuo control y vigilancia sanitaria, tanto en el sector público como en el privado».

La Organización Mundial para la Salud (OMS) emitió un comunicado en el que insiste en que no hay razones que justifiquen la prohibición de productos porcinos, ya que no hay evidencias de que el virus se transmita a través de los alimentos.

De todas formas, varios países, entre ellos China y Rusia, han restringido ya la importación de productos derivados del puerco.

«Proceso de estabilización»
Mientras, México pidió un trato más justo hacia sus ciudadanos por considerar que están siendo discriminados, especialmente en algunos países latinoamericanos y en China.

La canciller mexicana, Patricia Espinosa, criticó al país asiático por su decisión de imponer cuarentena a mexicanos que viajaron a China y suspender los vuelos con origen y destino al país latinoamericano, algo que la ministra consideró una medida «discriminatoria».

En respuesta, la Cancillería recomendó a sus ciudadanos no viajar temporalmente a ese país.

Además, el secretario de Salud, José Ángel Córdova, indicó que la epidemia está en proceso de estabilización, ya que el 70% de los hospitalizados no son casos graves.

El funcionario señaló que el número de casos serios disminuye día a día, por lo que la tasa de mortandad está cayendo.

«(…) De entre los casos confirmados, el último deceso fue el 28 de abril», sostuvo.

Sin embargo, confirmó que el número de víctimas fatales del virus A H1N1 ascendió a 19 y el de los contagiados a 454.

Y, en entrevista exclusiva con BBC Mundo, aseguró que desde hace años el virus ha estado presente en Estados Unidos.

Lea la entrevista completa

«Sin pruebas contundentes»
Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró en un mensaje radial a la nación que su gobierno está tomando «todas las precauciones necesarias» ante un posible empeoramiento de la situación.

«Aún es un misterio el origen exacto del brote mortal de influenza A H1N1 que se ha propagado por América, Europa y Asia infectando al menos a 658 personas en 18 países», señala la corresponsal de BBC Mundo en México, Cecilia Barría.

El sábado, Corea del Sur, Italia y la República de Irlanda se convirtieron en los últimos países en confirmar infectados dentro de sus fronteras.

El contagio persona a persona se registró ya en seis países.

Pero la OMS insistió en que «no hay pruebas contundentes de contagio entre humanos más allá de Norteamérica», según dijo el director de Alerta y Respuesta Global de la OMS, Michael Ryan.

Aunque el organismo está alerta aún a la llegada «inminente» de una pandemia, Ryan aclaró que «en estos momentos no sería inteligente sugerir en modo alguno que la situación está fuera de control».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba