Actualidad Internacional

Correa a la cabeza en Ecuador

Según los más recientes datos del Consejo Nacional Electoral de Ecuador, del 70,36% de los votos escrutados, no sólo más del 50% son del mandatario sino que su más cercano contendiente, el ex presidente Lucio Gutiérrez, ha logrado, hasta ahora, cerca del 28%.

Correa necesita obtener más de la mitad de los votos, o bien el 40% con una ventaja del 10% sobre su más cercano contendor, para evitar una segunda vuelta, prevista para el mes de junio.

Todo a apunta a que, por primera vez desde 1979, no habrá necesidad de convocar a una segunda vuelta.

«Jamás les fallaremos», prometió Correa durante una rueda de prensa en la que celebró anticipadamente su triunfo, después de que varias encuestas a boca de urna lo dieran ganador con al menos el 55% de los votos.

Gutiérrez se negó a conceder la derrota hasta tanto se hagan conocer los resultados oficiales por parte del Consejo Nacional Electoral.

«La guerra continúa y vamos a seguir luchando. Le estamos pidiendo a nuestra gente que se mantenga firme en las Juntas (que escrutan los resultados)», dijo Gutiérrez en un encuentro con los medios de comunicación.

El también ex líder golpista, que habría sorprendido una votación de cerca del 30% -muy superior a lo que predecían las encuestas hasta mediados de abril- señaló que no confía en los llamados «exit polls», que dijo ya le habían fallado en el pasado.

En una sola vuelta
En el comando de campaña de la ciudad de Guayaquil, donde Correa recibió los resultados, una algarabía se formó desde antes que cerrara el proceso de votación, a las 5.00 pm hora local.

A esa hora exactamente, los canales de televisión dieron a conocer los sondeos, autorizados por el CNE, que hacían de Correa el primer presidente en ganar en una sola vuelta desde que se restauró la democracia en ese país, en 1976.

«Una sola vuelta, Correa», se vio cantar y bailar al primer mandatario, junto a sus cercanos colaboradores.

En sus primeras palabras como virtual ganador, Correa dijo ratificar su compromiso con los más pobres de su país, a los cuales, aseguró, su gobierno le dará preferencia.

«Nuestro compromiso es cambiar la historia, su historia, y darles esa educación que se les negó, esa salud que se les negó, para que más nunca caigan en las trampas de los mentirosos de siempre», declaró.

De confirmarse las cifras de los sondeos, Correa se habría endosado un apoyo definitivo para su «revolución ciudadana», que viene impulsado desde que llegó al poder en 2007, y que durante estos dos primeros años se ha concentrado en la transformación institucional, con culminación en la nueva Constitución aprobada en 2008.

Sin embargo, resultará decisivo el número de asientos que logre captar en la Asamblea Legislativa.

Concertación con límites
Algunos analistas creen que las posiciones del gobierno y la oposición podrían radicalizarse en el foro de los legisladores, ya que el tono que utiliza Correa suele ser altisonante, mientras que quienes se le oponen aprovecharían la oportunidad para hacerse de notar, en momentos en que el bando que rechaza el proyecto oficialista se encuentra fragmentado.

Esto tendría el potencial de crear otro capítulo de inestabilidad en un país que ha visto desfilar ocho presidentes en una década por el despacho de Carondelet.

En sus palabras desde Guayaquil, Correa hizo un llamado a la «concertación nacional», pero advirtió que «por ética se imponen ciertas restricciones».

Así aludía a sus rivales, Lucio Gutiérrez y el empresario bananero Álvaro Noboa (quien habría obtenido el tercer lugar, con cerca del 8% de los votos) a quienes identifica con «la clase política que juega con la miseria» de la gente.

Por su parte, Gutiérrez también tuvo palabras que anuncian un clima de confrontación para el período constitucional que está por inaugurarse.

«Ésta es apenas una batalla, ecuatorianos. Tendremos que luchar contra este gobierno, que hace que se nos caiga la cara de vergüenza», dijo Gutiérrez, quien acusó, una vez más, a personeros del gobierno nacional de vínculos con el narcotráfico y la guerrilla colombiana.

Además, volvió a denunciar el uso del aparato estatal, con ventaja, en la campaña que llevó al proceso electoral de este domingo.

Masiva participación
Desde tempranas horas, informes señalaban que la participación del electorado fue alta. Sin embargo, observadores indicaron que los votantes más jóvenes, de 16 y 17 años, a quienes por primera vez se les dio la oportunidad de votar en forma opcional, estuvieron mayormente ausentes de las urnas.

También fue la primera vez que los miembros de las Fuerzas Armadas y los presos sin sentencia tuvieron la oportunidad de expresarse a través del voto.

El proceso electoral se efectuó sin contratiempos de envergadura, salvo un incidente aislado en una isla en el Golfo de Guayaquil.

Más de 2.000 cargos de elección popular estaban siendo disputados en los comicios, incluidos 15 representantes a la Asamblea Nacional por parte de los ecuatorianos en el extranjero.

Algunas alcaldías y prefecturas aparecían disputadas en los primeros sondeos. En otros casos, como alcaldía de Guayaquil, en manos del socialcristiano Jaime Nebot, no hubo sorpresas. Nebot es señalado por algunos como una posible figura aglutinadora de la oposición, de cara a las próximas elecciones, previstas para 2013.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba