Actualidad Internacional

Denuncian maltrato a colombianos presos en Venezuela por contrabando

Una grave denuncia de violación a los Derechos Humanos, hicieron los familiares de Miguel Ángel Ríos Piñeres de 40 años de edad, y Juan Carlos Carreño, de 23, ambos transportadores de carga pesada, que se encuentran presos en la cárcel de máxima seguridad San Juan, ubicada en la ciudad de Mérida, en Venezuela, acusados del delito de contrabando de hidrocarburos y concierto para delinquir.

 

Los hombres que completaron cuatro meses de detención, fueron aprehendidos el pasado 3 de julio en Coloncito, una población del Estado Táchira, cuando se movilizaban con una carga de ácido graso, conocido como residuo de la palma de aceite, que traían desde la ciudad de Valencia con la debida documentación, como la guías, que acreditaban su legalidad.

 

Los conductores aún no han sido judicializados, ya que las audiencias fueron aplazadas en tres ocasiones hasta el próximo 24 de noviembre.

 

Según informaron sus familiares, quienes por primera vez después de la detención lograron ver este fin de semana a sus seres queridos en una visita a la prisión, los transportadores son víctimas de maltrato físico en la cárcel, donde a diario reciben golpes.

 

Édgar Carreño, indicó que su hermano Juan Carlos junto a Miguel Ángel, durante los primeros 15 días estuvieron en un calabozo de dos metros de ancho por dos de largo.

 

Actualmente se encuentran en una celda, ubicada en el sector de los altos criminales, donde no se les permite ver la luz del sol.

 

“En las madrugadas los llevan al patio y los golpean con una manguera que está rellena de cemento. Les pegan hasta que amanece. Les dicen que ellos tienen que salir de allá, pero muertos”, dijo Carreño.

 

Agregó que su familiar fue apuñaleado en la espalda por otro interno, y que cuando solicitó medicamento le fue negado por ser colombiano.

 

“Lo que le están haciendo a mi hermano es injusto, se encuentra en una cárcel de máxima seguridad, rodeado de asesinos en serie y homicidas, solo por cometer el delito de trasportar un camión con ácido graso, con la respectiva documentación”, precisó.

 

Por su parte, Yamile Ávila, esposa de Miguel Ángel Ríos, manifestó que el conductor registra bajo peso y fuertes lesiones en su cabeza.

 

«Ellos en esa cárcel se sienten muertos en vida», expresó la mujer.

 

Ávila indicó que cuentan con un abogado en ese país, el cual fue contratado por el dueño de la carga que era transportada, pero que a la fecha no ven una solución a la situación de los detenidos.

 

Las dos familias coinciden en que ninguna de las autoridades nacionales se ha manifestado respecto al caso de sus seres queridos.

 

Aseguran que ya hicieron las respectivas denuncias en la Defensoría del Pueblo y al Consulado de Venezuela en Cúcuta y hasta la fecha, nadie ha hecho nada por ellos. Solicitan apoyo urgente de la Cancillería.

 

Jairo Gómez, presidente del Sindicato Nacional de Transportadores de Colombia, señaló que a la fecha, 42 conductores de carga pesada del país se encuentran presos en Venezuela acusados de contrabando.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba