Actualidad Internacional

EE.UU. controla el 70% de Faluya

El corresponsal de la BBC Paul Wood -quien viaja con las tropas en Faluya y cuya información está sujeta a restricciones militares- dice que la infantería tomó la estación de policía y las oficinas del alcalde.

Tras una noche de relativa calma, se reanudaron los ataques aéreos y de artillería, al tiempo que infantes de marina se han enfrascado en fuertes tiroteos con insurgentes atrincherados.

Las fuerzas estadounidenses e iraquíes están empleando aviones, morteros, armas automáticas pesadas y están transmitiendo mensajes con altoparlantes en un intento por forzar la rendición de sus oponentes.

Los grupos armados rebeldes, a su vez, han contraatacado con armas de bajo calibre y lanzagranadas.

Por otra parte, un portavoz del gobierno interino informó este miércoles que tres miembros de la familia del primer ministro iraquí, Iyad Allawi, han sido secuestrados por hombres armados.

Se trata de un primo de Allawi, la esposa de su primo y otro familiar, dijo el portavoz.

Resistencia esperada

El oficial estadounidense a cargo del asalto militar sobre Faluya, general Thomas Metz, advirtió que los combates en la ciudad rebelde pueden hacerse aún más intensos.

Aseguró Metz que espera varios días más de fuertes enfrentamientos en la medida que sus fuerzas tratan de aplastar a los insurgentes.

Agregó que sus hombres alcanzaron el centro de la ciudad en el segundo día del asalto principal y que 10 soldados estadounidenses y dos iraquíes murieron en el frente.

Grupos de asistencia humanitaria han expresado su preocupación por la suerte de los civiles en la ciudad.

Lea un testimonio desde Faluya
Se estima que al momento de lanzar el ataque, en la ciudad aún permanecían unos 100.000 civiles.

Las fuerzas de la coalición cortaron la electricidad hace tres días.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo estar «muy preocupado» por los heridos en Faluya.

«Urgimos a todos los combatientes a garantizar el libre pasaje de aquellos que necesitan atención médica, sean amigos o enemigos», señaló un portavoz del Comité, Ahmad al-Raoui.

También señaló que miles de mujeres, niños y ancianos que habían huido de la Faluya necesitan agua, alimentos y atención médica.

Nuevos focos

Entretanto, grupos rebeldes han reaccionado a la ofensiva en Faluya con ataques en otras ciudades de Irak.

Cientos de hombres armados tomaron posiciones en el centro de Ramadi, una población cercana a Faluya, luego del retiro de tropas estadounidenses del lugar.

Al norte de Bagdad, dos estaciones de policía fueron atacadas por grupos rebeldes cerca de la población de Baquba, en un incidente donde cuatro de los atacantes fueron abatidos.

También se produjeron varias explosiones en la capital, incluyendo el sitio conocido como la Zona Verde, el espacio fortificado donde se encuentran las oficinas del gobierno interino y las fuerzas de la coalición.

Mientras, en el norte del país, dos soldados estadounidenses fallecieron en un ataque con morteros en Mosul, y en Kirkuk por lo menos dos iraquíes murieron en un atentado suicida a un base de la Guardia Nacional.

Por otra parte, la influyente Asociación de Clérigos Musulmanes llamó a un boicot de las elecciones del 27 de enero, señalando que no debían celebrarse comicios «sobre los restos de los muertos y la sangre de los heridos en ciudades iraquíes como Faluya».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar