Actualidad Internacional

EE.UU. perderá influencia en el mundo

Durante décadas, los antagonistas políticos, militares o ideológicos de Estados Unidos anunciaron su ocaso inminente como superpotencia. Sus pronósticos siempre fracasaron. Pero, esta vez, la lúgubre predicción llega de sus propias filas y enciende las alarmas.

El informe «Tendencias globales», elaborado por el Consejo de Inteligencia Nacional (NIC, por sus siglas en inglés), estima que el declive de Washington como referente mundial tiene fecha: 2025. Pero alerta sobre que su retroceso resulta ya palpable en su pérdida progresiva de influencia y, más aún, en la persistente crisis financiera que hace tambalear a Wall Street. Según este pronóstico, China, Rusia, la India e incluso Brasil son los candidatos a ganar protagonismo en la futura escena internacional.

«A pesar de que es probable que Estados Unidos permanezca como el actor individual de mayor poder, su solidez relativa, incluso en el ámbito militar, declinará», estimó el NIC, un organismo que depende de los servicios de inteligencia y que analiza de manera periódica el panorama internacional, los desafíos que afronta la superpotencia y su posición relativa con respecto a sus mayores rivales y enemigos.

El informe difundido ayer tiene como destinatario al presidente electo, Barack Obama. Busca exponerle cuáles son los activos y pasivos con los que asumirá el 20 de enero y sugiere senderos para corregir durante sus cuatro años de administración, y más allá. «El sistema internacional, tal como se conoció después de la Segunda Guerra Mundial, será casi irreconocible para 2025, debido al aumento de los poderes emergentes, la economía globalizada, una histórica transferencia de la riqueza del Oeste al Este y la creciente influencia de actores no estatales», expresó.

China, Rusia y la India aparecen, en ese contexto, en la primera línea de contrapesos al poder norteamericano, que también verá retroceder al dólar como referencia internacional. Continuará como moneda líder, pero convertida en «primus inter pares». Peor aún, se estima que los norteamericanos afrontarán períodos de escasez de comida y de agua.

Riesgos
«Los próximos 20 años de transición a un nuevo sistema están cargados de riesgos», expone el reporte. ¿El mayor desafío? Cómo resolver el calentamiento global, sostiene, que podría combinarse con un conflicto de proporciones globales alrededor del petróleo. Energías renovables como la solar o eólica serán la mejor alternativa, explica el informe.

«Es posible que las rivalidades estratégicas giren en torno al comercio, a las inversiones, a la innovación y adquisición de tecnología, pero no podemos descartar un escenario similar al del siglo XIX, con una carrera armamentista, expansión territorial y rivalidades militares», dice el texto. La difusión de la tecnología nuclear en un mundo más inestable es un claro factor de riesgo. Los actuales roces entre la India y Paquistán, dos potencias atómicas, podrían derivar en un conflicto más amplio. Además, crecerá el peligro de terroristas con acceso a armas nucleares.

En cuanto a posibles rivales de EE.UU., el NIC expone sus diferencias. Mientras China y la India son referentes del «capitalismo estatal», el potencial de Rusia aparece más endeble. Pero otras naciones, como Irán, Turquía e Indonesia, podrían sumarse a la discusión. Y Medio Oriente y Africa subsahariana perdurarán como focos continuos de inquietud.

Pero si el futuro ofrece un horizonte complicado para Estados Unidos, también abre una puerta esperanzadora para América latina. Brasil figura como el país de la región que puede sumarse a China y la India como referente de un marco multipolar. El peso creciente de Brasil quedó ya en evidencia durante el último encuentro del Grupo de los 20 (G-20) en esta capital. Tanto en la cena que ofreció George W. Bush como en la jornada de trabajo que siguió, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva se sentó a la derecha del anfitrión.

¿La Argentina? A lo largo de las 120 carillas, el informe del NIC sólo la cita dos veces. La primera, para indicar que su producción de petróleo ya está en baja; la segunda, para indicar que la producción agrícola demandará más tierras y subirán sus precios gracias a la demanda de biocombustibles.

En rigor, la Argentina sólo se destaca por su ausencia. Al analizar América latina, el reporte señala a Brasil, Chile, Colombia y México como los mejor posicionados, y a Venezuela y Bolivia como los que más se retrasarán debido a sus «políticas populistas», con Haití como un país que se hundirá aún más en el caos. ¿Cuba? Sin la ayuda de Caracas, «podría verse forzada a iniciar reformas de mercado al estilo chino».

América latina también aportará una buena tajada de los 1500 millones de nuevos habitantes del planeta que se sumarán a los actuales, lo cual se estima hará crecer la demanda de agua y alimentos en un 50% para 2030.

Sin embargo, los analistas del NIC alrededor del mundo también Indican que Obama puede jugar un rol clave para revertir una tendencia que «está plagada de riesgos».

Perspectivas del informe para 2025

EE.UU., con menos poder
Estados Unidos aún será la principal potencia mundial, pero menos dominante que en la actualidad. A pesar del creciente antinorteamericanismo en Medio Oriente y Asia, seguirá cumpliendo allí un rol importante

Disminuiría el terrorismo
El terrorismo no desaparecerá, pero sí disminuirá si el crecimiento económico continúa y el desempleo entre los jóvenes de Medio Oriente es mitigado. Al-Qaeda podría decaer antes de lo previsto por su creciente impopularidad en el mundo musulmán.

Posibles guerras por alimentos
Se sentirán las consecuencias del calentamiento global y el agua, los alimentos y la energía serán elementos que podrían desatar conflictos por recursos si los gobiernos los califican como vitales.

Oeste versus Este
La actual tendencia global de movimiento de poder económico del Oeste al Este seguirá. En vez de adaptarse a Occidente, Brasil, Rusia, China e India tendrán mucha libertad para fijar prioridades políticas propias.

Crecerá el peligro nuclear
El peligro del uso de armas nucleares aumentará debido a la difusión de esa tecnología. Los actuales choques de baja intensidad entre la India y Paquistán, ambas potencias nucleares, podrían derivar en un conflicto más amplio.

Nuevo sistema energético
Un cambio en el sistema energético que se aleje del petróleo como principal fuente estará en curso. Energías renovables, como la solar, serán la mejor alternativa para una transición rápida y a bajo costo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba