Actualidad Internacional

El chavismo quiere destruir el Poder Legislativo en Venezuela

Este miércoles 5 de enero la tensión no sólo se sintió en las calles venezolanas -donde oficialistas y opositores realizaron multitudinarias marchas-, sino también en la primera sesión de la renovada Asamblea Nacional.

Los 98 diputados oficialistas ingresaron al Parlamento entonando consignas chavistas. Pero una en especial desquició a la oposición: «Somos mayoría», cantaban los legisladores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La opositora Mesa de Unidad Nacional logró 65 escaños en las últimas elecciones del 26 de septiembre de 2010, pero en número de votos superó al partido del líder bolivariano.

No bien tuvo la palabra, el opositor Alfonso Marquina aprovechó la oportunidad para aclarar esta situación y aplacar los cánticos «rojos». «Vengo a hablar en nombre de la inmensa mayoría del voto popular. Una mayoría que no se refleja en esta Cámara por una ley que eliminó el principio popular de la proporcionalidad. Ustedes son mayoría acá, pero en la calle sólo obtuvieron 4 millones de votos cuando nosotros obtuvimos más de 5 millones», afirmó a los gritos para acallar a los oficialistas que intentaban tapar su discurso. En simultáneo, la totalidad de diputados antichavistas exhibieron carteles que llevaban escrito «52%», en referencia al porcentaje que hubieran obtenido de no modificarse la ley de proporcionalidad legislativa.

El Diputado tachirense, Miguel Ángel Rodríguez, arremetió contra el nuevo presidente del Parlamento, Fernando Sito Rojas (ver nota relacionada). «Querer convertir la Asamblea Nacional en una supuesta asamblea popular supone desmembrarla aún más que lo que hicieron los antiguos ocupantes al reformar el reglamento de interior y debates», explicó.

Y advirtió que «dada la ineptitud del Gobierno y sus poderes secuestrados, ahora quieren suprimir el debate y la legislación en materia útil para la ciudadanía como seguridad, servicios públicos, salud, educación y vivienda, afectados fundamentalmente por la más inmensa corrupción que Gobierno alguno haya encarnado y cuyo fenómeno tampoco quieren que sea públicamente ventilado».

La también opositora Nora Bracho afirmó que «no importa cuánto nos griten [los diputados oficialistas], no van a poder callar a esta Venezuela pujante que no quiere el comunismo, que no quiere el castro-comunismo». Y explicó que la nueva composición parlamentaria evidencia dos visiones de país, «aun cuando los diputados afectos al presidente Chávez sólo quieran creer que los venezolanos respaldan el socialismo, algo muy distinto a la realidad nacional·.

La primera sesión ordinaria de la nueva Asamblea Nacional está prevista para el martes 11 de enero. El presidente del órgano deberá convocarla formalmente ocho horas antes, de acuerdo con el reglamento interno.

Según la agenda, el principal tema de debate girará en torno a la distribución de las 15 comisiones permanentes. El arreglo previo indica que el oficialismo controlará 11 de ellas y la oposición, las cuatro restantes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar