Actualidad Internacional

En búsqueda de un precio justo

Luego de un enérgico mensaje de la Unión Europea dirigido a la OPEP, donde los Quince afirmaron que la situación actual en el mercado del crudo es insostenible y exigieron un fuerte aumento de la producción para poder bajar los precios, los presidentes Bill Clinton de Estados Unidos y José María Aznar de España, aprovechan la Cumbre del Milenio en la ONU, para pedir a la OPEP que establezca un precio «justo» en el mercado internacional del petróleo, que está alcanzando los niveles más altos desde la Guerra del Golfo.

El precio del crudo superó hoy en Nueva York la barrera de los 34 dólares por barril, su nivel más alto en diez años. Este aumento se produjo a pesar de que Arabia Saudí, principal productor de la OPEP, anunció hoy que aumentará su producción para intentar contener los precios, luego de que el príncipe heredero saudí se reuniera con el presidente Clinton. «Arabia Saudí continuará haciendo todos los esfuerzos para asegurar un equilibrio en los mercados petrolíferos y la estabilidad de los precios», indicó. Aún así, señaló que parte de la culpa por la actual crisis de altos precios de los carburantes recae en los países más desarrollados, que aplican elevados impuestos a los combustibles. Esos impuestos «pesan mucho sobre los consumidores y deberían ser reducidos», afirmó el príncipe heredero saudí.

El presidente estadounidense Bill Clinton confirmó este jueves a la prensa que obtuvo el apoyo del príncipe heredero saudita, Abdallah ben Abdel Aziz, para un aumento de la producción petrolera de los países de la OPEP destinada a provocar una baja del precio del barril, informó AFP.

El presidente estadounidense, Bill Clinton, tiene previsto reunirse con otros miembros de la OPEP para estudiar las situación del mercado internacional de petróleo, antes de la reunión de la organización del próximo domingo en Viena para estudiar la evolución del mercado de cara al futuro invierno septentrional, cuando aumenta la demanda mundial.»tiene que haber un equilibrio que beneficie a la vez a países productores y consumidores», declaró P.J. Crawley, un portavoz estadounidense.

En respuesta a lo anterior, el Gobierno de Bagdad reiteró también este jueves su oposición a un incremento de la producción de petróleo por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y acusó a Estados Unidos de llevar a cabo una campaña para inundar los mercados de crudo y hundir los precios.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, José María Aznar, alertó ayer a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de México, Ernesto Zedillo, sobre las consecuencias que tienen en España y otros países las subidas del precio del petróleo. Aznar, quien está participando en de la Cumbre del Milenio en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, aprovechó el desayuno ofrecido a los jefes de Estado y de Gobierno para una primera conversación con Chávez previa a la entrevista fijada para hoy a las 11 de la mañana, destinada a explicar al presidente venezolano el interés español por hablar especialmente de esta cuestión.

El jefe del Ejecutivo español le explicó las consecuencias negativas de toda índole que tienen las constantes subidas del precio del crudo, en su nivel más alto de los últimos diez años, no sólo en España, sino en otros países de la Unión Europea, argumentos que expuso también al presidente Zedillo.

La advertencia de Aznar coincidió con un enérgico mensaje de la UE dirigido a la Organización de los Países Exportadores de Petróleo OPEP, donde los Quince afirmaron que la situación actual en el mercado del crudo es insostenible y exigieron un fuerte aumento de la producción para poder bajar los precios.

Entre tanto, más gasolineras francesas agotaron hoy su suministro de combustible debido a la protesta de transportistas por los altos precios de los combustibles, mientras los agricultores amenazan con obstruir el túnel del Canal de la Mancha y los taxistas planean bloquear el tránsito en París. Un día después que el gobierno se negó a hacer más concesiones y demandó un alto a las protestas iniciadas el lunes, agricultores insatisfechos abandonaron hoy una reunión con el ministro de Agricultura Jean Glavany y dijeron que continuarán sus manifestaciones.

Cabe apuntar que después de Gran Bretaña, Francia impone los más altos impuestos a los combustibles entre los 15 países que forman la Unión Europea.

Fuente: (%=Link(«http://www.unionradio.com.ve/»,»Unión Radio»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar