Actualidad Internacional

Espectro político boliviano dividido por nuevo aplazamiento de elecciones generales

Otra vez el covid-19 se interpone en el panorama electoral de Bolivia. Los comicios generales, que iban a llevarse a cabo el 6 de septiembre, han sido de nuevo aplazados debido al incremento de contagios por coronavirus, que según las proyecciones de las autoridades del país se mantendrá hasta la fecha anteriormente fijada, una medida que acrecienta la tensión política entre el partido de Evo Morales, que quiere ir cuanto antes a las urnas, y el resto de las principales candidaturas, como la de la presidenta interina Jeanine Áñez y la de Carlos Mesa que prefieren esperar a que se suavice la pandemia.

La nueva fecha para la elección general (presidencial y parlamentaria) es el 18 de octubre, con la posibilidad de una segunda vuelta para el 29 noviembre, con la posesión de nuevas autoridades, senadores y diputados además del presidente y vicepresidente, en diciembre.

Originalmente estos comicios estaban programados para el 3 de mayo, pero en aquella ocasión también fueron suspendidos por la crisis sanitaria del coronavirus.

Contagios en aumento

Bolivia registró este jueves 79 decesos, una nueva marca diaria de fallecidos por covid-19, lo que elevó el total de muertes a 2.407, mientras se han confirmado 65.252 contagios desde que en marzo pasado se identificaron los primeros casos en el país.

Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, señaló que «la fecha definitiva de la elección (18 de octubre) genera mayores condiciones para la protección de la salud, facilidades de votación en el exterior, llegada de misiones de observación internacional», al tiempo que agregó que la decisión de posponer nuevamente los comicios obedece a «consideraciones de orden legal, científico y político«.

Áñez respalda aplazamiento

Entretanto, la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, se pronunció a través de su cuenta en Twitter, manifestando que «cumpliremos la fecha que el TSE y la Asamblea fijen para las elecciones. Cualquiera sea esa fecha, el Gobierno llama a impulsar entre todos la reactivación económica, la lucha contra el virus y la consolidación de la democracia».

Áñez, de 53 años, que el pasado 9 de julio anunció que contrajo el coronavirus, continúa recuperándose desde su hogar, donde cumple la fase de aislamiento preventivo. La presidenta encargada se mantiene al frente de la jefatura gubernamental, de la que lleva cuenta diaria a través de las redes sociales.

Oposición con posturas diversas

En la acera contraria, el MAS, partido de Evo Morales, rechazó el aplazamiento anunciado por el TSE, argumentando que «el Gobierno de facto busca ganar tiempo para continuar su persecución contra dirigentes sociales y nuestros candidatos».

La formación política de izquierdas cree que el Gobierno interino trata de dilatar su interinato para mejorar la posición en las encuestas de Ánez, que según algunos sondeos se ubica de tercera en la preferencia de los bolivianos encuestados, por detrás de Luis Arce (MAS) y del expresidente Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana).

Mesa por su parte publicó un video en redes sociales en el que, al igual que Áñez manifestó «su pleno respaldo» a la postura del organismo electoral, considerando la importancia de la lucha contra el nuevo coronavirus.

No fue el mismo pensamiento del candidato por Creemos y dirigente cívico Luis Fernando Camacho, que asemejó al presidente del órgano electoral con un «niño caprichoso» y pidió que los comicios se celebren cuando la situación «no sea sinónimo de contagio y muerte».

Mientras, el expresidente Jorge «Tuto» Quiroga apoyó la postergación de los comicios, como una muestra de que «triunfó la vida sobre el capricho de algunos».

Dirigente amenaza con movilizaciones

Por su parte, el dirigente político del MAS y líder cocalero de Cochabamba, Leonardo Loza, advirtió que «cualquier conflicto o derramamiento de sangre» será responsabilidad del Tribunal Supremo Electoral, si no echa hacia atrás su decisión de retrasar las elecciones para el 18 de octubre, y señaló, que en caso de no hacerlo, habrá una movilización indefinida a nivel nacional.

Loza, que hace una semana se anunció que también dio positivo por covid-19, señaló que la medida tomada por el órgano electoral es «unilateral» y atenta contra la democracia en Bolivia y añadió que la gestión de Jeanine Áñez «no hizo nada» para frenar el brote de coronavirus en el país y remarcó que no existe excusa alguna para seguir postergando los comicios.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar