Actualidad Internacional

Estados Unidos reduce drásticamente su ayuda a Bolivia

El Gobierno de Estados Unidos recortó en 25% la ayuda que proporciona a Bolivia para lucha contra el narcotráfico y mostró su preocupación por la determinación del Presidente de la República de incrementar la extensión de cultivos de coca legal de 12.000 a 20.000 hectáreas.

El ministro de Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca y el embajador de los Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, firmaron ayer el Convenio Bilateral de Lucha Contra las Drogas para la gestión 2006-2007, que establece 33.8 millones de dólares como monto de cooperación y contempla una reducción del 25 por ciento con relación a la gestión anterior, lo que significa que el país recibirá ocho millones de dólares menos.

Goldberg, durante su discurso dijo que su gobierno se encuentra preocupado por la existencia de cerca de 26.000 hectáreas de coca en Bolivia, cifra que es mayor a las 12.000 establecidas por la Ley 1.008 y los convenios internacionales.

El canciller Choquehuanca sostuvo que la reducción del 25 por ciento en la ayuda para la lucha antidrogas no guarda equilibrio con los esfuerzos que realiza el gobierno boliviano, que este año cumplió e incluso superó la meta de racionalizar más de 5.000 hectáreas de coca ilegal, sin recurrir a la violencia.

El gobierno se propone reducir la participación de Bolivia en la producción de cocaína del 8,4% actual a 1,8% en 2010

El plan de Morales

Las autoridades bolivianas sostienen que la estrategia de lucha contra el narcotráfico y revalorización de la hoja busca estabilizar la cifra de cultivos de coca, respetando el consumo tradicional, fomentando la transformación productiva y racionalizando los excedentes para evitar el desvío al narcotráfico. Está en planificación un estudio de la demanda de coca en el país con la ayuda de la Unión Europea.

“La estrategia marca el esfuerzo que realiza el país al plantear una estrategia real y sostenible bajo el objetivo principal de reducir la potencialidad de la participación de Bolivia en la producción de cocaína del 8,4 por ciento actual a 1,8 hasta el 2010”, explicó el Canciller. El gobierno boliviano insistió en que la comunidad internacional debe adoptar un compromiso solidario en la lucha contra las drogas, una responsabilidad de todos los países del mundo.

Las organizaciones nacionales ya están haciendo su parte, agregan funcionarios. Los sindicatos cocaleros crean secretarías de lucha contra el narcotráfico para trabajar en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico.

Apoyo ecuatoriano

La política cocalera del gobierno de Bolivia recibió el respaldo del presidente peruano Alan García, quien expresó su predisposición para seguir la línea e incluso ponderó el uso legal de la coca como forma de luchar contra el narcotráfico. «Creo que la mejor y principal ayuda de lucha contra la plantación ilegal de coca es abrir los mercados para que esas tierras puedan producir algo que tengan destino», dijo el Mandatario peruano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba