Actualidad Internacional

EU no aprobó que niños que quedaron huérfanos en Asia sean adoptados

Tanto el Departamento de Estado como la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) desestimaron la adopción de niños por parte de estadounidenses como solución para mitigar la crisis humanitaria en esa región.

Una portavoz del Departamento de Estado, Kelly Shannon, indicó que decenas de agencias gubernamentales y de adopción han recibido un sinnúmero de llamadas para adoptar a algún niño afectado por la catástrofe natural en 12 países asiáticos.

Se calcula que al menos una tercera parte de las casi 150.000 víctimas mortales fueron niños, y miles más perdieron a sus familiares o se han quedado sin techo ni comida a raíz del terremoto y subsiguientes maremotos que asolaron la zona hace once días.

Sin embargo y pese a que al Departamento de Estado le preocupa el futuro de los niños damnificados y elogia la solidaridad de los estadounidenses, «en estos momentos no es posible que se pueda adoptar a estos niños», dijo Shannon.

Para que un niño de una zona devastada pueda ser adoptado en EU, las leyes migratorias del país estipulan que primero se debe demostrar que el menor, en efecto, ha quedado huérfano o en manos de familiares sin recursos para su manutención. Además, dichos familiares deben otorgar autorización para que el niño pueda ser adoptado en Estados Unidos.

La mayoría de los niños adoptados cada año en este país proceden de China y Rusia, aunque centenares vienen de Corea del Sur, India, Vietnam, Filipinas y Tailandia, según datos oficiales.

Shannon agregó que la inestabilidad en países como Indonesia, Sri Lanka, Tailandia e India -los más afectados por el maremoto-, hace prácticamente imposible corroborar la verdadera situación de miles de niños y aún existe la posibilidad de encontrar a sus padres. Sin embargo, la precariedad de la infraestructura dificulta las tareas de limpieza y rescate.

Por su parte, la USCIS elogió la respuesta solidaria de los estadounidenses a la crisis en Asia, al agregar que «aunque estas buenas intenciones son encomiables, no es la solución más recomendada, al menos a corto plazo».

La norma internacional entre las agencias de adopción es desalentar la separación de las familias y «muchas veces es imposible determinar si estos niños de verdad se han quedado huérfanos», dijo la USCIS en un comunicado.

«Es preferible que los niños se queden con otros familiares que desarraigarlos por completo», agregó la agencia encargada de velar por el cumplimiento de las leyes migratorias de EU.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar