ActualidadActualidad Internacional

Exfiscal del caso Nisman niega irregularidades en investigación de la muerte

La exfiscal argentina que estuvo a cargo de la causa por la muerte de su colega Alberto Nisman durante once meses, Viviana Fein, aseguró que es «complejo» determinar si se suicidó o lo mataron y negó que se produjeran irregularidades durante la investigación.

«Se mediatizó la causa», se habló «de pruebas que no existen, de tergiversar resultados que no están» y «se está mancillando mi honor», denunció la exprocuradora en declaraciones a radio Mitre.

Fein decidió romper el silencio que guardó durante los últimos meses porque, según dijo, se sintió «bastante agraviada» por los «términos indecorosos» que se utilizaron contra ella y por las «irregularidades» que los querellantes y algunos medios y miembros de la Justicia dicen que cometió durante la investigación, como pisar la sangre del fiscal en el baño en el que apareció sin vida.

Este miércoles se cumplieron dos años desde que Nisman fue hallado con un tiro en la cabeza en su apartamento pocos días después de denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández (2007-2015) por supuesto encubrimiento de los iraníes sospechosos de estar detrás del atentado contra la sede de la mutua judía AMIA, que dejó 85 muertos en Buenos Aires en 1994.

El segundo aniversario del polémico suceso encuentra a la causa judicial por su deceso, que ha tenido varias idas y vueltas en estos dos años, en el ámbito de la Justicia federal.

Hasta ahora hubo divergencias sobre si se trató de un suicidio, un homicidio o un accidente en la manipulación del arma, pero la querella, encabezada por la exesposa de Nisman y madre de sus hijas, la jueza Sandra Arroyo Salgado, asegura que se trató de un homicidio cuyo móvil está relacionado con el trabajo del procurador.

«Si yo sostengo una hipótesis, mínimamente se debiera pedir a las partes: documéntenmelo» apuntó este jueves Fein, quien insistió en que ella no tuvo «ninguna prueba categórica» para sustentar que fue un asesinato.

En ese sentido, dijo que aunque está claro que fue una «muerte violenta», es «complejo» saber si se trató de un suicidio, instigado o no, o de un homicidio, ya que falleció de un disparo pero no encontraron ninguna nota y ella llegó al apartamento después de la madre de Nisman y algunas autoridades policiales.

«Acá hablamos de pruebas, no de resultados, si yo no tengo pruebas contundentes que me ubiquen en una situación certera para arbitrar un encuadre legal, yo cometo una torpeza, una irregularidad gravísima si emito un dictamen», remarcó Fein antes de pedir que «no se mienta más» sobre la causa.

La exfiscal presentó su renuncia el año pasado tras 41 años en el cargo, una decisión que había postergado debido a la investigación del fallecimiento del fiscal, que lideró hasta diciembre de 2015, cuando fue apartada a raíz del cambio de tribunal de la causa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba