Actualidad Internacional

Gobierno e indígenas radicalizan posiciones en Ecuador

Las posiciones del gobierno y los opositores se polarizaron el jueves en medio de una protesta de indígenas, que mantiene paralizado buena parte del país en contra de un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

El lunes arrancó una huelga con bloqueos de carreteras y vías secundarias en contra del TLC convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), que logró paralizar a las provincias de Carchi, Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Chimborazo, Azuay y Pastaza.

Tungurahua, que demandaba recursos económicos, dejó la protesta en las últimas horas, luego de que el gobierno accediera a pedidos para asistencia social por 38 millones de dólares.

El subsecretario de Gobierno, Felipe Vega, que intentó acercamientos con los indígenas, afirmó en canal 4 de televisión la decisión de seguir el diálogo pero advirtió que el TLC «no es negociable».

«No podemos permitir que una medida de hecho, de fuerza, trate de doblegar, parar o detener un proceso que el gobierno está llevando con absoluta responsabilidad», dijo Vega.

Al presidente Alfredo Palacio «no le va temblar la mano» para suscribir el TLC, pese a las presiones o amenazas, añadió.

El ministro de Trabajo, Galo Chiriboga, expresó en radio Colón que Ecuador «es un país que tiene poca predisposición a dialogar, a concertar, el movimiento indígena dice no al TLC y no quiere hablar con nadie … una postura como ‘patria o muerte'».

Agregó que «el resto de la sociedad debe pronunciarse».

El presidente de la CONAIE, Luis Macas, manifestó que «no habrá ningún diálogo ni contacto con el gobierno, nos mantenemos movilizados y se radicalizan las protestas por la vida y contra el TLC».

«Quien funge de Presidente de la República no conoce la realidad del país, no conoce quienes y cuántos estamos en esta movilización. Somos miles de indígenas, de campesinos, de pobladores que defendemos el derecho a una vida digna, a nuestro alimento, a nuestra soberanía», señaló, en un comunicado enviado a la AP.

Macas exigió que el gobierno convoque «enseguida a un plebiscito para consultar a los ecuatorianos si están de acuerdo o no en que se firme el TLC. De esa forma se verá el porcentaje de la población que rechaza este nefasto tratado».

El presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción, Diego del Castillo, aseveró que «ya Colombia cerró, ya Perú cerró (el TLC) … estamos confundidos».

«Que lamentable es tener un país paralizado o semiparalizado, donde todos gritan … hay una mala voluntad del indigenado, de los dirigentes indígenas para dejar a este país salir adelante», destacó en declaraciones a radio Quito.

Añadió que «es más fácil pescar en río revuelto que en un país organizado, es más fácil ser líder con ignorantes que líder de gente pensante, es más fácil que todo sea un caos … que trabajar y producir honradamente para su familia».

La protesta ha causado desabastecimiento de alimentos en los mercados de las principales ciudades andinas y una elevación de los precios a causa de los bloqueos de los indígenas en las carreteras.

El ministro de Defensa, general retirado Oswaldo Jarrín, informó en canal Uno que 15 militares retenidos durante las protestas por los pobladores de la provincia de Pastaza, fueron liberados sin el uso de la fuerza.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba