Actualidad Internacional

Kirchner pidió perdón a la corona, con críticas a Vázquez

El presidente Néstor Kirchner se puso definitivamente al frente de la réplica a Uruguay luego de que Tabaré Vázquez autorizara la puesta en marcha de Botnia, con un rotundo pedido de disculpas al rey Juan Carlos I y duras críticas a Uruguay.

«Realmente le quiero pedir disculpas porque fui uno de los que le pidió que medie en este problema que tenemos con la república hemana de Uruguay. Usted hizo un esfuerzo tremendo pero apareció la incomprensión de algunos, o vaya a saber qué, no me interesa juzgar la actitud de otros», dijo el jefe del Estado al principio de su discurso ante los 22 mandatarios que participan de la Cumbre Iberoamericana que se realiza en Chile.

Dirigiéndose con la mirada al rey, insistió: «Le pido disculpas en nombre del pueblo argentino».

Además, extendió el pedido de disculpas al resto de los mandatarios que participaban del debate por referirse al conflicto por Botnia en una reunión> regional. «Creí que este tema no iba a formar parte de esta cumbre y siempre buscamos mantener [el conflicto] como un tema bilateral. Bajo ningún aspecto quería incomodar a los jefes del Estado», se excusó Kirchner.

«Inconmensurable». Enseguida, dedicó fuertes elogios a las gestiones de Juan Carlos I y del canciller español, Miguel Angel Moratinos.

«Quiero agradecerles su tarea inconmensurable durante tanto tiempo. Nunca lo quise poner en problemas. Usted tomó en sus manos una tarea muy difícil sin evaluar los costos. Una vez más, gracias en nombre del pueblo argentino», reforzó.

También volvió sobre la «incomprensión» que atribuyó a «algunos», en obvia alusión al gobierno uruguayo. «A pesar de la incomprensión de algunos, de estas cosas que pasan, nosotros siempre vamos a propiciar el diálogo», afirmó.

Como para que no quedaran dudas, antes de meterse de lleno en el tema de la cumbre, la cohesión social, sostuvo: «Le pido disculpas. Lo hago desde el amor y no desde el rencor. No me interesa la confrontación con nadie. Ya sabemos lo dañada que quedó nuestra nación por viejas confrontaciones».

Contra los cortes. Cuando llegó el turno del discurso de Vázquez, el presidente uruguayo ensayó un tono conciliador pero no perdió la oportunidad de cuestionar con dureza los cortes de ruta.

Advirtió sobre el «enorme daño» que el bloqueo en la frontera «provoca a Uruguay» y hasta comparó la protesta de los asambleístas con el bloqueo comercial que afecta a Cuba desde hace más de 40 años.

Al igual que Kirchner, tuvo palabras de elogio y agradecimiento para el rey, para el embajador español ante la ONU , Antonio Yáñez Barnuevo, y para el canciller Moratinos.

El permiso. Ayer, horas antes de encontrarse con Kirchner en el acto de apertura de la cumbre de presidentes que se realiza en Chile, Vázquez instruyó a sus ministros para que dieran vía libre a la autorización para Botnia.

Fue una semana después de haber otorgado el aval y luego haber dado marcha atrás por expreso pedido del gobierno español, que buscó así un «gesto» de la administración uruguaya que permitiera poner a salvo las gestiones del rey Juan Carlos en el conflicto.

Abrazos y palabras. Anoche, Vázquez y Kirchner se estrecharon en un abrazo y hasta intercambiaron sonrisas. A la hora de los discursos, y en tono conciliador, el presidente uruguayo afirmó: «Un río no puede separarnos».

Mientras pronunciaba la frase, la formalización del permiso para Botnia ya estaba en marcha en Montevideo. La decisión se conoció en Santiago recién después de medianoche, lo que generó la ira de Kirchner y de los funcionarios de la comitiva que lo acompaña, entre ellos Alberto Fernández.

¿Hasta luego?

Tras la esperada alusión a la profundizada crisis con Uruguay, Kirchner aprovechó su última cita en un foro internacional como presidente para despedirse de sus colegas de la región, cuando falta justo un mes para que traspase el mando a su mujer Cristina Fernández.

El Presidente agradeció especialmente al venezolano Hugo Chávez por lo que describió como “su solidaridad permanente en momentos difíciles”. Ya en la parte improvisada que suelen incluir todos sus discursos afirmó que la primera dama hará “un mejor gobierno” que el suyo.

También habló de sus planes para el futuro. “Soy un militante político comprometido desde siempre y voy a seguir trabajando por los ideales de construir un mundo mejor. Muchas gracias y fuerza que podemos”, se despidió.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba