Actualidad Internacional

La SIP fustiga controles a la prensa en Venezuela

Los ataques a periodistas y propietarios de medios y el control de un creciente número de medios de comunicación por parte del gobierno del presidente Hugo Chávez, ocuparon el centro de la atención de la asamblea de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en su segundo día.

En un extenso informe que fue objeto de polémica, el representante venezolano ante la SIP, David Natera, dijo que el gobierno continúa empleando toda clase de estrategias para limitar la libertad de expresión, como intimidaciones legales, hostigamiento de medios de comunicación, y el bloqueo del acceso a la información por parte de reporteros independientes.

Natera citó un informe de la Universidad Central de Venezuela (UCV) según la cual «el gobierno controla el 85 por ciento de las señales televisivas, 3,000 radioemisoras comunitarias y 100 portales en internet.

«El apoderamiento de los medios del Estado por parte del gobierno para difundir un mensaje a favor del proyecto político hegemónico, la reducción del pluralismo de ideas y diversas restricciones a la libertad de expresión, son algunas de las características que en materia comunicacional ha emprendido el Ejecutivo Nacional durante los primeros nueve años del gobierno de Hugo Chávez», indicó el informe.

El documento detalló más de una docena de casos de agresión seria de periodistas por parte de cuerpos policiales o activistas chavistas.

Las críticas de la SIP al gobierno venezolano generaron varias reacciones oficialistas inmediatas. El periodista Marco Hernández, presidente de la organización no gubernamental Periodistas por la Verdad, defendió la gestión del gobierno a favor de la pluralidad de medios en Venezuela, y acusó a la SIP de erigirse como una autoridad para decidir sobre la libertad de expresión, sin tener suficiente «fundamento moral».

«Utilizan la libertad de prensa para decir que en Venezuela no hay libertad», dijo por su parte el ex ministro de Educación y actual conductor televisivo Aristóbulo Istúriz, durante una intervención en el encuentro «Contra el terrorismo mediático», que tiene lugar a un par de cuadras del sitio donde se realiza la asamblea de la SIP.

Poco después de las 4 p.m., un centenar de activistas progobierno se acercaron al hotel donde se realizan las deliberaciones de la SIP, para protestar contra la presencia del organismo en Caracas.

«Rechazamos el intento de la SIP de controlar los medios y combatir a los que no siguen su línea editorial», criticó Andrés Rodríguez, que participó en la protesta.

En el informe preliminar sobre Venezuela, que será ampliado con nuevas denuncias presentadas ayer, se destacó el caso de la televisora privada Globovisión, que ha sido el centro de ataques oficiales que buscan su cierre.

Globovisión «sigue enfrentando acciones judiciales, más procedimientos administrativos sancionatorios y otras acciones de acoso por parte del régimen». Natera recordó el caso de Radio Caracas Televisión, de cuyo cierre se cumple un año el 27 de mayo, afirmando que hasta ahora el gobierno no ha devuelto los equipos de transmisión confiscados en aparente ilegalidad.

Al mismo tiempo, el también presidente del Bloque de Prensa Venezolano denunció el intento del gobierno de incluir en la nueva reforma educativa nuevos valores que tratan de desacreditar a la libertad de expresión como valor fundamental de la sociedad.

Durante la discusión del informe presentado por Natera, se mencionaron nuevas denuncias de periodistas afectados, como José Rafael Ramírez, jefe de redacción del diario Reporte de la Economía, detenido desde hace 10 meses sin ser enjuiciado y sin derecho a la defensa, y que está en huelga de hambre exigiendo un juicio justo.

El presidente de la comisión de Libertad de Expresión, Gonzalo Marroquín, acotó también que en la actualidad permanecen sin esclarecer los asesinatos de tres periodistas venezolanos desde el 2002, para responder a alegaciones del periodista prooficialista Marco Hernández, de que en Venezuela no se han producido asesinatos de reporteros, y que el gobierno respeta la libertad de expresión. El reporte indicó las siguientes estrategias que limitaron la libertad de expresión en Venezuela en el último semestre. * “Fallas en el otorgamiento oportuno de las divisas” para la compra de papel periódico. “Es ta situación pone en peligro la circulación de los diarios”, indicó Natera en el reporte. * Reiterada negativa del gobierno a los medios independientes para que accedan a la información pública, y la obstaculización del ejercicio profesional con “fuentes y escenarios controlados por organismos del Estado”. * El uso de la discriminación en la asignación de la “cuantiosa” publicidad oficial, “como herramienta de presión y sanción contra los medios dignos, que no se autocensuran”. * En contraste, el gobierno “financia y con dispendio a los medios incondicionales para fortalecer lo que el régimen def ine como “todo el aparato comunicacional del proceso revolucionario”. Natera destacó que “el terrorismo judicial” a través de demandas, acusaciones y persecuciones legales, “han estimulado más el coraje y el compromiso profesional para cumplir con la información, la investigación y la denuncia”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba