ActualidadActualidad Internacional

Merkel llama a su partido a asumir responsabilidad junto con otros socios

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció hoy que hubiera deseado un mejor resultado en las elecciones generales, pero dijo que su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), había recibido el encargo de volver a formar gobierno y que asumirá esa responsabilidad con otros socios.

«No hay que darle vueltas al asunto, esperábamos un mejor resultado pero no debemos olvidar que hemos pasado por una difícil legislatura: En todo caso, hemos logrado nuestros objetivos estratégicos, que era seguir siendo el partido más fuerte y que no se puede formar gobierno en contra nuestra», afirmó Merkel, desde la central de su formación.

«Tenemos el encargo de formar gobierno y asumiremos esa responsabilidad en diálogo sereno con otros socios», añadió la canciller.

Merkel llegó hacia a la sede sobre las 18:50, cincuenta minutos después del cierre de los locales y de que las televisiones públicas difundieran los primeros sondeos a pie de urna y las declaraciones de los líderes de los otros partidos políticos.

Los sondeos fueron recibidos con tensión no sólo por la pérdida de cerca de 8 puntos de la CDU, sino también porque era claro que sólo daban dos variantes posibles de formar gobierno.

La primera era una continuación de la gran coalición con los socialdemócratas y la segunda una alianza tripartita con Los Verdes y el Partido Liberal (FDP).

Sin embargo, cada político socialdemócrata que aparecía por televisión descartaba una nueva gran coalición, con lo que lo único que quedaba era la alianza con Los Verdes y los liberales, lo que implica alejarse aún más de la derecha.

Además, el buen resultado de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) era una bofetada a Merkel y a la CDU.

La canciller prometió que intentaría recuperar a los votantes de AfD a través de la solución de problemas, disipando sus temores y, sobre todo, «con una buena política».

La AfD creció con un discurso considerado xenófobo en sectores políticos, en contra de la política de Merkel frente a la crisis de los refugiados.

El jefe de la Unión Socialcristiana (CSU), partido hermano de la CDU, Horst Seehofer, ya había dicho desde Múnich que había un flanco abierto a la derecha y que había que cerrarlo.

Merkel fue recibida en la sede la CDU, la Konrad Adenauer Haus, con gritos de «Angie, Angie» que, sin embargo, sólo se escuchaban en la planta baja y de parte de voluntarios de su campaña, mientras que en los balcones de los pisos superiores lo que había era tensión y expectación.

Se oyeron algunos aplausos cuando Merkel anunció su intención de recuperar los votantes de la AfD.

La coalición con el FDP y Los Verdes -denominada Jamaica, ya que los colores con los que se identifica a esos tres partidos corresponden a la bandera de ese país- es algo ante lo que hay escepticismo de parte de la CDU y de parte del FDP.

«La pregunta no es si funciona, sino cómo va funcionar porque tiene que funcionar», dijo a Efe uno de los invitados a la fiesta electoral de la CDU.

El ánimo de la Konrad Adenauer Haus contrastaba con el de cuatro años atrás, cuando la CDU quedó al borde de la mayoría absoluta.

En ese entonces el júbilo era absoluto, aunque el partido había perdido a su socio de coalición, el FDP, sin escaños entonces, y se veía abocado a pactar con el SPD.

Lo que vienen ahora son negociaciones difíciles y, después, la discusión sobre una estrategia para confrontar a la AfD, agrupación con la que la que la ultraderecha ha hecho su ingreso al parlamento alemán.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba