Actualidad Internacional

Nuevo escándalo en Argentina

La tormenta parece no cesar para el gobierno argentino, que ya acumula un tercer escándalo de presunta corrupción de funcionarios de alto nivel a tres meses de las elecciones presidenciales.

La secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, continuaba este martes dando explicaciones al gabinete de por qué contrató en su cartera a 350 empleados de cuestionados antecedentes.

Entre los funcionarios figuran amigos y familiares, incluyendo a su hermano y su cuñada. Los sueldos de algunos de los contratados alcanzan los US$4.000.

A Picolotti también se le acusa de presuntos desvíos presupuestarios y de usar aviones privados aparentemente sin la debida justificación.

«Estamos pidiendo que haya una investigación a fondo para determinar si ha habido un manejo irregular de la cartera», explicó el diputado opositor Adrián Pérez.

Este legislador presentó ante la Justicia una de las varias denuncias contra la secretaria de Ambiente por presunta defraudación e incumplimiento de los deberes de funcionaria.

Picolotti no se ha pronunciado públicamente sobre el asunto, pero el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, defendió su honestidad y aseguró que se tomarán medidas si encuentran irregularidades en su gestión.

«Torpeza»

Esto ocurre en momentos en que la ministra de Economía, Felisa Miceli, también enfrenta denuncias de presunta corrupción luego de que se hallara una bolsa con al menos US$65.000 en el baño de su oficina.

Miceli aseguró que el dinero se lo prestó su hermano para comprar una casa, aunque admitió que dejarlo en su despacho fue «una torpeza».

Por su parte, el mandatario argentino, Néstor Kirchner, dijo que las acusaciones de corrupción contra su gobierno forman parte de una «campaña sucia» antes de los comicios presidenciales del 28 de octubre, aunque no aclaró de parte de quién.

Meses atrás, la gestión del peronista Kirchner fue salpicada por otro escándalo de presunta corrupción que ha desestimado insistentemente.

Más de 20 funcionarios fueron acusados de recibir sobornos para aceptar sobreprecios en obras públicas ejecutadas por la empresa sueca Skanska.

Popularidad en baja

Según el analista político Heriberto Muraro, todas estas denuncias le han restado apoyo al gobierno de Kirchner a poco de las elecciones de octubre.

En los últimos tres meses ha perdido más de diez puntos de popularidad. Ahora bien: no creo que esto se refleje automáticamente y en el corto plazo en la intención de voto de la población», dice Muraro a BBC Mundo.

De todos modos aclara que la candidata presidencial del oficialismo y favorita en las encuestas, la primera dama Cristina Fernández de Kirchner, enfrenta un escenario complicado.

«En el largo plazo tener manchas en la ropa, por decirlo así, no ayuda. Esto se suma al hecho real de que los segundos mandatos de un mismo signo suelen ser más conflictivos en nuestro país», añade Muraro.

Sea como fuere, en la calle muchos argentinos esperan que los tres escándalos se aclaren debidamente o bien terminen en los tribunales con resultados concretos, no como casos anteriores que se han diluido en el tiempo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba