Actualidad Internacional

ONU retira personal de Darfur

Naciones Unidas comenzó a retirar a su personal «no esencial» de la región sudanesa de Darfur luego de que el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) acusara al presidente sudanés, Omar al Bashir, de crímenes contra la humanidad.

Todavía no está claro cuántos trabajadores de la ONU se marcharán de Darfur.

Organizaciones humanitarias han expresado preocupación ante un eventual brote de violencia luego de que el fiscal le pidiera a los jueces de ese tribunal que emitieran una orden de arresto contra el presidente.

Un funcionario sudanés declaró ante los micrófonos de la BBC que la decisión de la ONU es «unilateral y el gobierno de Sudán no tuvo nada que ver con ella».

La misión conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID, por sus siglas en inglés) cuenta con unos 9.600 soldados y cerca de 1.300 trabajadores civiles.

Cargos

Este lunes, el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) presentó cargos de genocidio a Omar al Bashir por crímenes de guerra cometidos en Darfur.

Bashir se transforma así en el primer jefe de Estado en ser sindicado como responsable de crímenes de lesa humanidad por el argentino Luis Moreno Ocampo, fiscal de la CPI.

Según Moreno Ocampo, Al Bashir debe ser arrestado y enjuiciado por su supuesta responsabilidad penal por lo que sucede en Darfur. Lo acusa de genocidio, crímenes contra la humanidad y de guerra.

El caso será ahora considerado por los jueces de la corte, y se estima que se tomarán varias semanas hasta alcanzar un veredicto.

«No existe»

La primera reacción del gobierno de Sudán estuvo a cargo de Ali al-Sadig, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien recordó que su gobierno no reconoce a la CPI: «Para nosotros no existe», señaló.

En el pasado, las autoridades sudanesas han calificado a Moreno Ocampo de «criminal» y se han negado a entregar dos funcionarios acusados por el fiscal: el ministro de Asuntos Humanitarios, Ahmad Harun, y el líder de las milicias árabes, Ali Kushayb.

Este domingo tuvieron lugar en Jartum manifestaciones a favor del mandatario organizadas por el gobierno y el partido oficialista, durante las cuales cientos de manifestantes juraron dar la vida por su líder.

Inquietudes

La acusación de genocida contra Omar al Bashir ha causado inquietud entre los funcionarios de las Naciones Unidas (ONU) que temen posibles represalias contra Cascos Azules y trabajadores de organizaciones humanitarias desplegados en Darfur.

Diplomáticos a cargo de las negociaciones con el gobierno sudanés también han advertido de que este giro podría afectar la búsqueda de un acuerdo político entre las autoridades de Sudán y las milicias rebeldes que se alzaron en armas en 2003.

Pero uno de los líderes rebeldes, Abdul Khalil, dijo que «el régimen de Jartum ha cometido un crimen muy grave» y opinó que la CPI estaba haciendo lo correcto.

El fiscal Moreno Ocampo acusó el mes pasado a «todo el aparato del Estado» sudanés de estar detrás de los crímenes cometidos por las milicias árabes contra la población civil negra en Darfur.

La ONU estima que alrededor de 300.000 personas han muerto como resultado del conflicto entre el gobierno y los rebeldes.

Los vecinos

En África, la acusación contra el presidente sudanés ha provocado reacciones negativas en los vecinos de Sudán.

La Asamblea Popular egipcia emitió un comunicado advirtiendo que las acciones del fiscal de la CPI generan varios interrogantes a nivel legal y pueden complicar los esfuerzos por alcanzar un acuerdo de paz en Darfur y en el sur de esa nación africana, según informa el corresponsal de la BBC en el Cairo, Matías Zibell.

La Unión Africana hizo eco a esta opinión.

Los cancilleres de la Liga Árabe, por su parte, sostendrán una reunión de emergencia el sábado para discutir el tema.

Occidente

Estados Unidos, entre tanto, urgió a todas las partes a mantener la calma.

La presidencia francesa, que encabeza en estos momentos la Unión Europea (UE), destacó en un comunicado que «ahora son los jueces de la CPI los que deben determinar que acción van a tomar en respuesta al requerimiento del fiscal».

El comisionado para el Desarrollo de la UE, Louis Michel, puso énfasis, en cambio, en lo que consideró una flagrante falta de colaboración de las autoridades sudanesas para con la CPI y llamó a «poner fin a la impunidad» en Darfur.

La CPI fue creado en 2002 como la primer corte permanente mundial sobre crímenes de guerra; sin embargo, algunos países -como Estados Unidos, China e India- no reconocen su jurisprudencia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba