ActualidadActualidad Internacional

Papa: Cubanos vivieron penurias que no apagaron la fe

El papa Francisco destacó este martes que el pueblo cubano vivió «dolores» y «penurias» que no acabaron con su fe en Dios, al oficiar una misa en el Santuario de la Virgen de la Caridad, cerca de Santiago de Cuba, la última de su visita a la isla.

«El alma del pueblo cubano (…) fue forjada entre dolores, penurias que no lograron apagar la fe, esa fe que se mantuvo viva gracias a tantas abuelas que siguieron haciéndolo posible, en lo cotidiano del hogar, la presencia viva de Dios», expresó el papa en su homilía en el templo más venerado de la isla.

El pontífice argentino aludía, aunque sin mencionarlo explícitamente, al periodo en que el ateísmo fue impuesto en la isla tras la revolución cubana de 1959, en que las autoridades comunistas miraban mal a los creyentes y los discriminaban.

Cuba dejó oficialmente de ser atea en 1992 y pasó a ser laica. Las relaciones entre el Estado y la Iglesia se hicieron fluidas a partir de la visita del papa Juan Pablo II en 1998 y ahora es interlocutor privilegiado del gobierno de Raúl Castro.

«Abuelas, madres y tantos otros que con ternura y cariño dieron signos de visitación, de valentía, de fe para sus nietos, en sus familias. Mantuvieron abierta una hendija pequeña como un grano de mostaza donde el Espíritu Santo seguía acompañando el palpitar de este pueblo», agregó Francisco.

Sembrar reconciliación

El papa Francisco instó a «sembrar reconciliación» en su última homilía en el santuario de la patrona de la isla, que la Iglesia quiere «tender puentes» y «romper muros».

Francisco añadió que los creyentes son invitados «generación tras generación» a renovar su fe, a vivir lo que denominó la «revolución de la ternura», en una misa en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre a la que asistió el presidente cubano, Raúl Castro.

El papa hizo alusión al término «reconciliación» al final de un viaje por la isla que le llevará desde hoy a Estados Unidos y que ha estado precedido por el acercamiento entre La Habana y Washington, históricos enemigos irreconciliables que el 17 de diciembre pasado anunciaron la reanudación de sus relaciones.

«Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegría que se hace siempre projimidad, que se hace siempre compasión y nos lleva a involucrarnos, para servir, en la vida de los demás», dijo el papa en su homilía en el pequeño templo de la patrona de la isla.

«Queremos ser una Iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, de sus sacristías, para acompañar la vida, sostener la esperanza, ser signo de unidad», agregó.

Y comentó que los católicos quieren ser una comunidad «que sepa acompañar todas las situaciones ‘embarazosas’ de nuestra gente, comprometidos con la vida, la cultura, la sociedad, no borrándonos sino caminando con nuestros hermanos».

Puso el ejemplo de la vida de la Virgen María al decir que cada vez que los católicos la siguen vuelven «a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño».

En Santiago de Cuba, gran puerto al este de la isla que vio nacer la revolución cubana y no lejos de la controvertida base estadounidense de Guantánamo, Francisco se despedirá este martes de las autoridades y el pueblo cubanos, que lo acogieron desde el sábado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba