Actualidad Internacional

Perú considera que Venezuela tuvo una reacción diplomática por asilo de Rosales

Perú consideró que Venezuela tuvo una reacción «diplomática tradicional» al llamar a su embajador en Lima tras el otorgamiento de asilo al alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, y consideró que el tema no interrumpirá la fluidez de las relaciones bilaterales.

El canciller José Antonio García Belaunde, en una entrevista con Radioprogramas, dijo que esta era «una reacción absolutamente diplomática tradicional, son las formas y usos hoy de cómo se debaten las cosas entre los estados. No ha habido ninguna reacción destemplada en momento alguno».

Perú concedió asilo político el lunes a Rosales, quien llegó al país andino el 4 de abril en busca de refugio, bajo el argumento de ser un perseguido del gobierno del presidente Hugo Chávez. El mandatario regional estça acusado de presunto enriquecimiento ilícito.

El gobierno venezolano consideró el asilo concedido al alcalde como «una burla contra el derecho internacional, un duro golpe a la lucha contra la corrupción y un agravio contra el pueblo de Venezuela», y llamó a su embajador en Lima, Armando Laguna, en señal de protesta. Además, anunció un proceso de «revisión» de las relaciones con Perú.

«La reacción que ha tenido el gobierno venezolano es una reacción absolutamente diplomática. Ha dicho bueno no estoy de acuerdo, y evidentemente no puede estar de acuerdo, en la medida que había un proceso…» contra Rosales, dijo García Belaunde.

Confió en que Venezuela ha comprendido que «Perú es un país que no podía hacer otra cosa». «Uno no puede negarle el asilo a una personalidad política que se siente amenazada», sostuvo.

En la víspera, el presidente Alan García ratificó la «posición de amistad» de Perú con el gobierno venezolano, al que calificó como «un gobierno sudamericano nacido de las urnas del que nadie puede negar su carácter popular» y manifestó que «no queremos que ninguna circunstancia ni peripecia pueda alterar nuestra buena relación con Venezuela».

Sin embargo, dijo que Perú como país democrático estaba en la obligación de atender el pedido de asilo de Rosales.

El gobierno de García también ha asilado anteriormente al ex dirigente sindical venezolano Carlos Ortega y a Eduardo Lapi, ex gobernador del estado venezolano de Yaracuy.

El canciller afirmó que las relaciones con Venezuela vienen desarrollándose «muy fluidamente en los últimos tiempos» tras ser superado un episodio de entredichos y duros adjetivos intercambiados entre Alan García y Chávez durante la campaña electoral presidencial peruana en el 2006 cuando el primero era candidato.

Expresó su confianza en que «Venezuela va a privilegiar de todas maneras esta relación con Perú que es finalmente una relación histórica y de estado».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba