Actualidad Internacional

Petro asume la presidencia de Colombia y hace un llamado a dejar las armas

Gustavo Petro juró este domingo como presidente de Colombia, cargo al que llegó para suceder a Iván Duque, ante una multitud que lo ovacionó en la Plaza de Bolívar de Bogotá.

«Prometo a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia«, dijo Petro al juramentarse ante el presidente del Congreso, Roy Barreras.

El mandatario fue investido por la senadora María José Pizarro, hija de Carlos Pizarro, quien fue compañero de Petro en la guerrilla del M-19 y cayó asesinado en 1990 cuando era candidato presidencial y la intención de voto le daba un 60%.

Tras ser investido, Barreras le puso en la solapa una «paloma de la paz», que simboliza una de las principales acciones que tratará de llevar a cabo durante su Gobierno, la de conseguir la «paz total» en Colombia.

En el mismo acto, Gustavo Petro, invistió a Francia Márquez como vicepresidenta para los próximos cuatro años y de esa forma juró como la primera afrocolombiana en el segundo cargo más importante del Estado colombiano.

«Juro a Dios y al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia y también juro ante mis ancestros y ancestras», dijo Márquez, en su juramento, en el que añadió su ya característica frase: «Hasta que la dignidad se haga costumbre».

Dejar las armas

Durante su primer discurso como presidente, Petro hizo un llamado a «todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado» para que «la paz sea posible» y así «terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado».

«Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios», aseveró.

Sin hacer referencia a ningún grupo en concreto, Petro pidió que acepten «beneficios jurídicos a cambio de la paz, a cambio de la no repetición definitiva de la violencia, a trabajar como dueños de una economía próspera, pero legal, que acabe con el atraso de las regiones».

El presidente se comprometió a cumplir el acuerdo de paz con las FARC, firmado en 2016, y a seguir «a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad», que se presentó a finales de junio porque, según subrayó, «no podemos seguir en el país de la muerte, tenemos que construir el país de la vida».

Reforma tributaria

El presidente colombiano también manifestó que próximamente presentará al congreso una reforma tributaria enfocada en lo social para conseguir recursos para ayudar a la población más vulnerable.

«La igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y todas, y si somos capaces de distribuirla más justamente. Por eso proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento. Y es por ello por lo que proponemos una reforma tributaria que genere justicia», alegó.

Petro explicó que llevar una parte de la riqueza de las personas que más tienen y más ganan, para abrirles las puertas de la educación a toda la niñez y la juventud «no debe ser mirado como un castigo o un sacrificio. Es simplemente el pago solidario que alguien afortunado hace a una sociedad que le permite y le garantiza la fortuna».

Se espera que el ministro de Hacienda de Petro, José Antonio Ocampo, presente este lunes al Congreso la reforma tributaria que busca recaudar 50 billones de pesos (unos 11.543 millones de dólares) de acuerdo con los estimativos del equipo técnico del nuevo Gobierno.

*Con información de Efe

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba