Actualidad Internacional

Rove: gran pérdida para Bush

Karl Rove, el principal asesor político del presidente George W. Bush y una figura clave durante toda su presidencia, dejará su puesto en la Casa Blanca al final de este mes.

«No fue fácil. Las discuciones comenzaron el año pasado y ahora es el momento. Voy a extrañar, muchísimo, mi trabajo aquí», señaló Rove, a quien la prensa estadounidense llama «el cerebro de Bush».

«Estoy agradecido de haber sido un testigo de la historia. He visto un hombre con gran coraje (Bush) que puso a los EE.UU. en pie de guerra para protegernos de un enemigo brutal», señaló el subjefe de gabinete.

Ni Bush, ni Rove, aceptaron preguntas por parte de los periodistas, pero según dijo el asesor en una entrevista con The Wall Street Journal, se aleja de la Casa Blanca para «dedicarse a su familia».

El arquitecto

Rove es un mito en este país y es considerado el arquitecto de las victorias políticas de Bush.

Aunque, en los últimos meses, sobre todo tras la derrota de los republicanos en las elecciones legislativos de noviembre de 2006, también se le considera responsable de los grandes fracasos de esta administración.

Es además uno de los personajes que se ha visto salpicado por los varios escándalos durante la presidencia de Bush.

El más grave fue el caso de Valerie Plame. La prensa señaló a Rove como una de las fuentes que filtró la identidad de la agente de la CIA, aunque nunca fue acusado formalmente.

«Por encima» de la ley

También se le involucró con el escándalo por el despido en 2006 de ocho fiscales generales. El Senado de EE.UU., incluso, lo citó para rendir testimonio en una audiencia, pero Bush ejerció sus privilegios presidenciales e impidió su comparecencia.

Ese hecho para el senador demócrata Patrick Leahy, quien preside el comité juidicial en la Cámara Alta, es un escándalo porque «nadie debe de estar por encima de la ley».

«Hay una nube sobre esta Casa Blanca… y la misma nube envuelve a Rove», señaló el legislador.

Aunque todo mundo especula sobre lo que hará Rove en lo adelante, él asegura que su objetivo es regresar a Texas, y escribir un libro.

La marcha de Rove es una gran pérdida para Bush.

No en balde Rove ha estado trabajando con el presidente por 34 años, y fue quien lo animó a ser presidente.

Su partida marca el fin de una era, y para muchos marca el principio del final de la presidencia Bush.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba