Actualidad Internacional

Semana clave para el futuro de la Ronda de Doha de la OMC

El Comisario europeo dio en la tecla: calificó la reunión que celebrarán esta semana Brasil, Estados Unidos, India y la Unión Europea (UE), en Potsdam a partir de hoy como la “última posibilidad seria” para lograr un avance definitivo y un preacuerdo en la Ronda de Doha.

Será el último tango de las principales potencias agrícolas para definir un marco de acciones respecto del comercio agrícola mundial. De no concretarse ningún avance, los especialistas especulan con que la Ronda será postergada al menos hasta 2009, ya que las citas electorales en Estados Unidos y en India el año que viene elevarán las presiones internas en esos países.

Según Mandelson, habrá “algunos progresos” pero no un avance serio, que es lo que necesita el titular de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, para “retomar la iniciativa” y poner a las potencias “bajo presión” para que hagan más concesiones en el sector agrícola».

«Esta reunión de los negociadores del G-4 no puede concluir la Ronda de Doha, pero determinará si Doha puede concluirse», dijo Mandelson a través de un comunicado.

Mandelson llega al encuentro con el apoyo británico, holandés y sueco, mientras que Francia e Irlanda, dos grandes potencias agrícolas dentro del bloque europeo, que reafirmaron sus reservas. En el caso de los galos, volvieron a hablar del temor a un acuerdo «desequilibrado» en Potsdam, que «no beneficie ni económica ni socialmente a la UE».

En un palacio en Potsdam, cerca de Berlín, y acompañado por la Comisaria de Agricultura Mariann Fischer-Boel, el responsable de Comercio se reunirá con sus pares de Estados Unidos, Brasil e India. Durante cinco días, enfrentarán una oportunidad histórica para superar un período de años de declaraciones ambiguas y retórica grandilocuente, y pasar a compromisos concretos que ya nadie espera que se concreten.

Estado de situación

Sobre la mesa de negociaciones, Estados Unidos y la Unión Europea deberán ofrecer recortes en los subsidios y un mejor acceso a sus mercados, mientras que la moneda de cambio de los países en desarrollo será una mayor apertura en el sector industrial y en los servicios.

«Sólo un tonto no sería escéptico,» dijo Claude Barfield, analista del American Enterprise Institute, un centro de estudios de Estados Unidos. «Ya hubo muchos plazos que supuestamente se tenían que cumplir, pero no se cumplió ninguno.»

Ese sentimiento, tanto de los analistas como de los negociadores está alimentado por el vencimiento de la Autoridad para Promocionar Acuerdos de Comercio (ATP por sus siglas en inglés, o fast-track) del Presidente de los Estados Unidos.

Los expertos prevén que en Potsdam habrá algún resultado, a favor de una definición, o en contra. «Cuando se pone a los principales funcionarios de los grandes actores de la OMC en una habitación durante cinco días, algo tiene que ocurrir, pero eso no significa que tenga que ser positivo,» dijo un diplomático de la UE.

Lamy se ha mostrado más optimista en semanas recientes, pero también más realista. El titular de la OMC, que suspendió las discusiones en julio pasado después de que las potencias comerciales volvieran a chocar por la agricultura, dijo que un pacto es posible, pero también afirmó que un acuerdo menos ambicioso no era desechable.

Según Lamy, es «factible» cerrar un pacto global entre finales de este año y principios de 2008, así como un acuerdo provisional sobre agricultura, el asunto más complicado de la Ronda, a finales de julio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba