ActualidadActualidad Internacional

Migrante venezolana está estable tras agresión en Trinidad y Tobago

Según medios locales, la policía logró detener el mismo día a un oficial de policía y a un guardia de seguridad

El 12 de agosto, la joven Stefany Flores salió de su casa, pidió un taxi para que la llevara a San Fernando, en Trinidad y Tobago, donde vende empanadas. Cuando subió al vehículo, dos hombres la atacaron, robaron, apuñalaron y abandonaron en un lado de la carretera M2 Ring Road. El mismo día de la agresión, fueron detenidos un policía y un guardia de seguridad por estar presuntamente implicados.

Flores fue encontrada por pasajeros de un autobús y la llevaron al Hospital General de San Fernando, la joven de 18 actualmente está estable, según informó Heidi Diquez, fundadora de Solidarity Network, una ONG trinitaria a VPI.

«Está estable, entendemos que tiene heridas en el rostro y comprometido un ojo», dijo Diquez.

Según el medio Trinidad Express, la policía logró detener el mismo día a un oficial de policía y a un guardia de seguridad gracias a las grabaciones de una cámara de seguridad que grabó el momento en el que la joven se subió al vehículo Honda City, pero todavía falta en conductor de la unidad.

«Tanto el Canciller Jorge Arreaza, como la Gobernadora de Delta Amacuro, Lizeta Hernández, están muy pendientes de la evolución de la salud de Stefany», escribió la cancillería oficialista en Twitter.

Dizquez también informó que se abrieron cuentas bancarias para recaudar fondos y costear los gastos médicos de Flores, quien sigue internada en el hospital trinitario y podría haber perdido un ojo.

Hasta ahora, el móvil que manejan las autoridades trinitarias es la venganza. Flores habría ganado un casting en la isla para promocionar un producto, sin embargo, la contrincante en el concurso es oriunda de Trinidad y Tobago y, presuntamente, habría tomado la decisión de vengarse, según reseñó Periódico del Delta, estado donde Stefany nació.

No es aislado

La ONG Amnistía Internacional indicó que en Trinidad y Tobago promueven la xenofobia contra los venezolanos, lo que se produce en estigmatización y discriminación contra una población migrante que necesita protección.

AI rechazó, en su momento, que las autoridades trinitarias deportaran a 165 venezolanos que estaban en situación irregular en la isla hace apenas una semana.

«No es ningún secreto que las autoridades de Trinidad y Tobago criminalizan la entrada irregular en el país, lo cual es contrario a las normas internacionales de derechos humanos. Sin embargo, expulsar a personas venezolanas y devolverlas a la emergencia humanitaria y de derechos humanos de la que huían, en plena pandemia, es una violación indignante de las obligaciones contraídas por Trinidad y Tobago en virtud del derecho internacional. Ninguna persona debe ser devuelta a un lugar en el que corra peligro de sufrir graves violaciones de derechos humanos», escribió Amnistía Internacional en una nota de prensa el pasado 7 de agosto.

Denuncias previas

Por su parte, la diputada a la Asamblea Nacional por el estado Aragua, Karin Salanova indicó que las cifras globales de tratas de personas aumentaron un 300% en lo que va de año. «Muchas son venezolanos», escribió en una nota de prensa.

“Venezuela hoy está dentro de los países que tienen más víctimas por este delito (…). El 72,9 % de los ciudadanos en nuestro país están viviendo en pobreza extrema y se han visto obligados a emigrar», lo que los hace vulnerables a este tipo de crímenes.

En la nota de prensa, Salanova comparó las cifras de denuncias de tratas de personas de 2014 con las de este año. «Hace seis años se registraron 50.000 denuncias y a día de hoy casi llegan a las 200.000».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba