Actualidad Internacional

Tras conversar con Biden, Putin ordena iniciar negociaciones sobre desarme nuclear

En la primera charla entre ambos mandatarios hablaron sobre la prórroga del último tratado de desarme nuclear vigente entre los dos países, el Nuevo START

Luego de producirse este martes la primera conversación entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y su homólogo ruso, Vladímir Putin, este último ordenó al Ministerio de Exteriores iniciar las negociaciones con Washington para prorrogar el último tratado de desarme nuclear vigente entre ambos países, el Nuevo START.

En la charla, el nuevo jefe de la Casa Blanca quiso mostrar la política de mano dura que implementará con Moscú y aprovechó para cuestionar al mandamás del Kremlin acerca de la detención del líder opositor ruso Alexéi Navalny.

La visión de Moscú

Sobre el tema nuclear, los presidentes de Rusia y EE. UU. acordaron la víspera prolongar ese tratado, que expiraba el 5 de febrero, según informó el Kremlin. En este sentido, Putin designó al viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, como representante oficial de la presidencia rusa durante el proceso de ratificación de la prórroga del acuerdo en la Asamblea Federal de Rusia.

Por su parte, Riabkov declaró a la prensa que el acuerdo será firmado «por cinco años sin condiciones previas, sin ningún anexo». «En nuestras condiciones«, afirmó, al señalar que la prórroga del acuerdo es una decisión provechosa para ambas partes que permitirá iniciar profundas conversaciones bilaterales sobre estabilidad estratégica.

Tratado de larga data

El Nuevo START, suscrito el 8 de abril de 2010 por los entonces presidentes de EE.UU., Barack Obama, y de Rusia, Dmitri Medvédev, limita el número de armas nucleares estratégicas, con un máximo de 1.550 cabezas nucleares y 700 sistemas balísticos para cada una de las dos potencias, en tierra, mar o aire.

El Gobierno del expresidente Donald Trump insistió en la participación de China en las negociaciones para extender el tratado, algo que rechazó Pekín y que en ningún momento apoyó Moscú.

A su vez, Rusia sostuvo que en todo caso debía incluirse a Francia y el Reino Unido, las otras dos potencias nucleares declaradas que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

La renovación del tratado es un asunto de interés para diferentes países e instituciones, como la Unión Europea (UE), ya que Moscú y Washington tienen un 90 % de todas las armas nucleares del planeta.

Biden se muestra firme

Aparte del Nuevo START, la Casa Blanca quiso mostrar que Biden adoptará una política de mano dura contra el Kremlin, en contraste con la actitud de su antecesor, Donald Trump, y de otros presidentes estadounidenses, como Obama, quien al comienzo de su mandato intentó reiniciar las relaciones con Moscú.

En concreto, la Casa Blanca destacó que Biden «dejó claro» a Putin que «EE.UU. actuará con firmeza para defender sus intereses nacionales» y los de sus aliados.

Por ello, lo primero que hizo Biden fue hablar con Putin sobre el envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalny, recientemente encarcelado, y las supuestas recompensas que Rusia ofreció a milicias vinculadas con los talibanes a cambio de matar a fuerzas de la coalición internacional en Afganistán.

Biden también se encaró con Putin sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2020 y el reciente ciberataque masivo que Washington atribuye a Rusia y que buscó robar secretos de grandes compañías de EE.UU., del Pentágono y laboratorios nucleares, entre otras agencias federales.

Juez bloquea orden ejecutiva

Pasando la situación interna de Estados Unidos, un juez federal en Texas bloqueó este martes temporalmente la medida del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por la que se suspendía la deportación de inmigrantes indocumentados por un periodo de cien días.

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, presentó una demanda contra la decisión de Biden la pasada semana al considerar que la nueva Administración actuó de forma arbitraria al no consultar la orden ejecutiva previamente con el estado.

El magistrado Drew B. Tipton del Tribunal de Distrito Sur de Texas detuvo la implementación a nivel nacional de la orden dada por Biden el mismo día que asumió el poder, el pasado 20 de enero. Tipton fue designado jue por el expresidente Donald Trump.

Impeachment destinado al fracaso

En cuanto al exmandatario, la gran mayoría de los senadores republicanos se opuso este martes al juicio político contra Trump, lo que vaticina el posible fracaso del proceso en su contra, acusado de «incitar a la insurrección«.

En una votación sobre una moción de procedimiento, solo cinco senadores republicanos consideraron que el juicio político a Trump no es inconstitucional, poniéndose del lado de los demócratas, que votaron unánimemente a favor de que el proceso continúe.

Para condenar a Trump en el juicio político, que debe comenzar en dos semanas, se necesitan dos tercios de los votos, es decir, 67 votos de los cien miembros de la Cámara Alta, cuyos escaños actualmente se reparten entre 50 demócratas y 50 republicanos.

En caso de que todos los demócratas voten a favor de condenar a Trump, 17 legisladores republicanos también tendrían que hacerlo y tan solo algunos, incluido su líder, Mitch McConnell, que este martes votó en contra del «impeachment«, no han aclarado su posición.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba