Actualidad Internacional

Venezuela: las nuevas leyes sobre medios en cinco puntos

Un nuevo régimen de telecomunicaciones fue sancionado en Venezuela este martes, cuando la Asamblea Nacional aprobó en forma definitiva dos reformas legales que incrementan las regulaciones y las extienden a áreas antes no abordadas, como internet.

La polémica legislación fue debatida y sancionada en el marco de un esfuerzo de los actuales diputados por aprobar una serie de instrumentos, antes de que nuevos parlamentarios tomen posesión de sus cargos el próximo 5 de enero.

Sin embargo, muchas de las proposiciones iniciales fueron descartadas en el camino. Conozca en qué consiste la nueva normativa.

Por qué la polémica

Por un lado, sectores de oposición y medios de comunicación de línea crítica sostienen que la Asamblea Nacional no tenía la legitimidad para aprobar las leyes, ya que se encuentra a poco de entregar el mandato a una nueva Legislatura. En ella, partidos adversos al gobierno que encabeza el presidente Hugo Chávez cuentan con una representación, que es minoritaria pero significativa.

Por el otro, sostienen que su único fin es cerrar el cerco sobre la radio, la televisión y las páginas de internet que cuestionan la actuación del sector oficialista.

«Las reformas exigidas por el Ejecutivo, y que fueron acogidas de forma complaciente e incuestionadas por el Parlamento, acentúan el carácter punitivo que en los últimos años se ha convertido en la obsesión de un gobierno que criminaliza la información y persigue a los medios de información independientes, y que prestan sus espacios a la pluralidad, la crítica y la disidencia», dijo este martes en un comunicado el Sindicato de la Prensa.

También cuestionan que no hayan sido debatidas con sectores interesados, como gremios profesionales o los propios medios de comunicación.

El gobierno, en cambio, considera que se trata de regulaciones necesarias frente a los abusos que cometen con frecuencia las distintas plataformas de medios.

«No es posible que los medios de comunicación sigan publicando fotografías de gente asesinada, mutilada y en precarias condiciones. Eso daña la mente de los ciudadanos», expresó el presidente de la subcomisión de Medios de la Asamblea Nacional, Manuel Villalba, en un programa del canal oficial, Venezolana de Televisión.

Por su parte, su colega Mario Isea declaró que la ley «no prohíbe ni controla el uso de Internet, sino que lo norma».

Las nuevas regulaciones

Se trata de dos reformas a leyes preexistentes: la ley de Telecomunicaciones y la ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión, antes conocida como «ley Resorte». Esta última ahora incluye también a los «Medios Electrónicos».

La primera regula principalmente la radio y la televisión. Los declara como de «interés público», cuando antes se los consideraba de «interés general». En este sentido son más susceptibles de mayores controles y regulaciones estatales.

Además se limita la inversión extranjera en telecomunicaciones en los servicios de radio y televisión que operan en señal abierta.

La ley Resorte tiene que ver con horarios, origen y naturaleza de los contenidos y emisión de mensajes obligatorios.

Cómo afectan la radio y televisión privadas

El uso del el espectro radioeléctrico, que siempre ha sido administrado por el Estado, será autorizado a través de concesiones que ahora durarán 15 años (renovables) en vez de los actuales 25.

Cuando ese permiso se extinga, el Estado podrá declarar la reversión de los bienes empleados para prestar el servicio.

Las reformas exigidas por el Ejecutivo, y que fueron acogidas de forma complaciente e incuestionadas por el Parlamento, acentúan el carácter punitivo que en los útlimos años se ha convertido en la obsesión de un gobierno que criminaliza la información y persigue a los medios de inforación independientes, y que prestan sus espacios a la pluralidad, la crítica y la disidencia

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa

Esta disposición ha sido criticada por algunos, que consideran que la inversión en medios se verá amenazada por la posibilidad de que el Estado se haga con equipos y demás activos utilizados para las transmisiones de radio o televisión al cese del permiso o concesión.

«Esta medida se toma con el fin de garantizar la continuidad de los servicios de telecomunicaciones a la colectividad, así como la pluralidad en la prestación de los mismos», explicó en una nota la oficialista Radio Nacional de Venezuela.

Se eliminó una disposición que exigía que los concesionarios se presentaran en persona a renovar sus permisos, so pena de que se los declarara «abandonados».

Esto había sido visto como una forma de forzar al presidente del canal crítico, Globovisión -a quien se sigue juicio por usura y se encuentra fuera del país, por considerarse un perseguido político- a poner pie en territorio venezolano o perder la planta televisiva.

Sin embargo, según la ley de Telecomunicaciones, los permisos sólo serán otorgadas a personas domiciliadas en el país, salvo las excepciones previstas en convenios internacionales.

Por otro lado, las concesiones tendrán carácter «personalísimo», por lo que no podrán ser heredadas. Los «traspasos» o «sustituciones de titularidad» deberán ser autorizadas de antemano.

Este principio había sido ya aplicado a varias de las emisoras cerradas a finales del año pasado por no cumplir requisitos administrativos. En el caso de Globovisión, uno de sus concesionarios originales, Luis Teófilo Núñez, falleció en 2007. No obstante, la planta alega que la concesión había sido traspasada a una figura jurídica en 1997.

En cuanto a los contenidos (ley Resorte), la violación de las disposiciones legales por parte de radios y televisoras acarreará una sanción de cierre por 72 horas. Pero la reincidencia podría ser pena con la revocatoria definitiva de la concesión.

Finalmente, la Ley ordena a los emisores nacionales a destinar el 50% de su programación a producciones hechas en Venezuela.

Cómo afectan internet

Se eliminó de la Ley de Telecomunicaciones un artículo que creaba un punto de acceso único o NAP para todos los servicios de internet disponibles en el país y bajo administración de la compañía telefónica nacional.

Críticos de esta norma consideraban que le daba al gobierno la posibilidad de controlar el acceso a páginas específicas.

La llamada «red de redes» quedó afectada directamente por la Ley Resorte, en cuanto se le aplican varias de las disposiciones relativas a contenidos prohibidos.

(La ley) no prohíbe ni controla el uso de Internet, sino que lo norma

Diputado oficialista Mario Isea

La responsabilidad de vigilar los diferentes portales quedó en manos de los «proveedores de medios electrónicos», que deberán «establecer mecanismos que permitan restringir, sin dilaciones, la difusión de mensajes divulgados que se subsuman en las prohibiciones», so pena de sanciones pecuniarias.

Los mensajes prohibidos incluyen aquellos hagan apología del delito, fomenten «la zozobra en la ciudadana», inciten al odio racial y la violencia, o se dirijan a «desconocer a las autoridades legítimamente constituidas». Se eliminó una prohibición de irrespetar a los poderes públicos o a quienes ejerzan sus cargos.

Violaciones de esta norma podrían significar una sanción pecuniaria, correspondiente a un porcentaje de los ingresos brutos del año anterior.

Puerta abierta

Estas leyes entrarán en vigor en cuanto sean promulgadas por el presidente Hugo Chávez y aparezcan publicadas en Gaceta Oficial.

Cabe señalar que la actual Legislatura también le otorgó poderes especiales al jefe del Estado para legislar sobre un amplio rango de materias, incluido el sector telecomunicaciones, por un plazo de 18 meses.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar