Actualidad Internacional

La cumbre entre Sharon y Abbas tendrá que pasar ardua prueba

Las declaraciones de intención de la cumbre israelo-palestina de Charm el Cheij, en Egipto, proclamando solemnemente el fin de la violencia entre israelíes y palestinos serán puestas a prueba en las próximas semanas y meses.

El primer ministro israelí Ariel Sharon anunció »el fin de las operaciones militares contra los palestinos en todas partes». El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, prometió a su vez el fin de «todos los actos de violencia contra los israelíes y los palestinos, estén donde estén».

Sin embargo, los especialistas en el Medio Oriente no son muy optimistas luego de estos anuncios, que tuvieron lugar después de cuatro años de Intifada y de numerosas esperanzas frustradas.

»He aprendido que en la tierra de los profetas, es mejor no dedicarse al juego de la profecía», declaró a la AFP Eytan Haber, ex consejero del primer ministro israelí asesinado en 1995, Yitzhak Rabin.

»Sobre todo teniendo en cuenta que la experiencia nos ha mostrado que dejarse dominar por la euforia puede conducir a sorpresas desagradables», aconsejó.

Los acuerdos de Oslo de 1993, firmados por Rabin y Yasser Arafat –el presidente de la Autoridad Palestina fallecido en noviembre pasado– habían suscitado grandes esperanzas en la región. Pero fracasaron y fueron seguidos por una ola de violencia.

»Ya hemos visto muchas cumbres», recordó el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Hebraica de Jerusalén, Avraham Diskin.

»Es posible que ésta desemboque verdaderamente en un cese total de la violencia, que conduzca a un Estado palestino, pero hasta que no haya un reconocimiento general del hecho israelí en la región, no habrá paz», advirtió. Esto no le impidió considerar al sucesor de Arafat, Mahmoud Abbas, como «un dirigente más realista, más racional, con el cual es posible hablar».

Dany Rubinstein, especiadel diario Haaretz, advirtió también contra «el riesgo de fracaso cuando Israel y los palestinos discutan los verdaderos problemas».

De esta forma se refería a la cuestión de Jerusalén, a la barrera de seguridad y a la colonización de los territorios palestinos. »Más allá de esta cumbre, lo que me preocupa es que no se hayan examinado los problemas más delicados», insistió Jader Jader, un experto palestino del Centro de Medios y Comunicación de Jerusalén, con sede en Jerusalén oriental.

»No podemos decir que estamos contentos, sólo que nos sentimos aliviados de ver que el proceso comenzó bien», agregó, lamentando que Israel siga contando con el apoyo incondicional de EEUU.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar