ActualidadActualidad Nacional

Armas solicitó investigar violaciones de DDHH a manifestantes en Anzoátegui

Este lunes, el diputado y vicepresidente de la Comisión de Seguridad y Defensa de la Asamblea Nacional, Armando Armas, solicitó ante la Fiscalía de Anzoátegui que se inicie una investigación para determinar responsabilidades en los casos de violación a los derechos humanos de los manifestantes asesinados y heridos por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, durante las protestas pacíficas que se han desarrollado durante los últimos tres meses en la entidad.

El parlamentario exigió justicia por la muerte del joven activista de Voluntad Popular, César Pereira, quien falleció el 28 de mayo pasado, tras resultar herido de dos impactos de metras en el abdomen, por parte de Onan Pererira, un supuesto funcionario de la Policía de Anzoátegui. También de la agresión contra Oscar Fuentes, quien recibió un disparo con una canica que se le alojó en la cabeza y hoy se encuentra en delicado estado de salud. Ambos protestaban en Lechería.

“El encargado de la Gobernación de Anzoátegui, Nelson Moreno, es el autor intelectual de la muerte de César Pereira y de lo ocurrido a Oscar Fuentes. Utilizan las metras para no dejar registro balístico. Esto ocurre en nuestro estado mientras el dictador Nicolás Maduro le declara la guerra al pueblo cuando afirma que lo que no logrará por los votos lo hará con las armas”.

Calificó como terrible, lo sucedido el 28 de junio en el sector Oropeza Castillo de Puerto La Cruz, donde a Kenderwings Reyes, de 16 años, le dispararon desde una camioneta presuntamente rotulada con el logo de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa), modelo Tiger, doble cabina, color oscuro (azul o verde), durante una manifestación que estaba siendo reprimida de manera desmedida por funcionarios policiales y de la Guardia Nacional.

El menor presentó herida de proyectil en el brazo izquierdo, con perforación de tórax y del pulmón, fractura de dos costillas y una bala se le alojó la región lumbar, que lo puede dejar invalido.

“Pedimos que se abra una averiguación por todos estos hechos. Desde el gobierno andan desesperados, ofreciendo dinero y armas para atacar las concentraciones pacíficas, pero la mayoría del pueblo venezolano está decidido a seguir en las calles contra la dictadura y su intención de perpetuarse en el poder a través del fraude Constituyente”.

Hizo un llamado a los funcionarios públicos para que se pongan del lado de la Constitución y apegados al artículo 25 rechacen órdenes que violen la Carta Magna, ya que de lo contrario serán objeto de sanciones penales, civiles y administrativas, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores.

“Nelson Moreno está dando la orden de matar a niños como Kenderwings Reyes, pero no es la primera vez que esto ocurre. En 2014, la estudiante Carlín Rodríguez, quien protestaba en el distribuidor Fabricio Ojeda, cuando un funcionario policial le dio un balazo en la cara que le causó pérdida de 80% de la lengua y ha tenido que someterse a varias cirugías. Por tres años, el Sistema Judicial ha diferido la audiencia preliminar para ir a juicio por este caso, lo que evidencia una violación de derechos humanos y denegación de justicia”.

El parlamentario pidió a los jueces, fiscales del Ministerio Público y profesionales del derecho, que asuman con responsabilidad su función. “Estamos pidiendo justicia por los jóvenes fallecidos César Pereira y Isael Macadan, así como también por Oscar Fuentes y Carlín Rodríguez y tantos otros manifestantes heridos y vulnerados en el ejercicio de su derecho a la protesta.

Detenidos y quema

Armas precisó que Anzoátegui es el estado con mayor número de detenidos en manifestaciones, después de Gran Caracas, producto de una política de terror que ejercen desde la Gobernación. “El equipo de abogados de la Oficina Parlamentaria del Circuito 4 está dispuesto para atender todas las denuncias por represión y arbitrariedades”.

El parlamentario rechazó las acusaciones hechas en su contra por Nelson Moreno, quien lo responsabilizó a él y al alcalde de Urbaneja, Gustavo Marcano, de orden la quema de los galpones de Mercal, ubicados en la avenida Intercomunal. “Eso lo dice para desviar a la opinión pública sobre los casos de intento de homicidios a niños. Lo que ocurrió en realidad es que Nelson Moreno se robó la comida que allí había para bachaquearla y repartirla a sus amigos, dejando al pueblo pasando hambre”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba