Actualidad Nacional

Asesinato de yanomamis en Amazonas se mantiene impune a más de un mes de lo ocurrido

Cuatro indígenas, dos hombres y una mujer, fueron asesinados por militares del componente de Aviación la tarde del domingo 20 de marzo en Parima B

Ha transcurrido más de un mes del asesinato de cuatro indígenas yanomamis a manos de militares en la comunidad de Parima B, sur del estado Amazonas y no ha habido avances en la investigación del delito, ni orden de aprehensión para los militares involucrados que, hasta donde se conoce ya no están en el estado Amazonas, reseña el Correo del Caroní.

Desde lo ocurrido, las autoridades han manejado el caso con hermetismo y opacidad excluyendo a organizaciones protectoras de los derechos de pueblos indígenas. Aunque hay cinco fiscales del Ministerio Público investigando -dos regionales y tres nacionales-, no ha habido mayores avances y, por lo tanto, no se ha abierto un procedimiento legal ante tribunales ordinarios.

Las ONG han denunciado intentos del Estado para negociar con la comunidad y ocultar los hechos. Aunque se trata de un delito que, por su gravedad, puede constituir crimen de lesa humanidad.

El pasado 28 de abril, Olnar Ortiz, abogado y coordinador nacional de pueblos indígenas de la organización Foro Penal, denunció los asesinatos en Parima B ante Naciones Unidas (ONU) a través de una reunión privada con José Francisco Calí Tzay, relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas de la ONU, durante el período de sesiones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas.

Los asesinatos en Parima B, y las irregularidades que ocurrieron después fueron denunciadas por instancias como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CICH) y Amnistía Internacional, que instaron al Estado a esclarecer lo ocurrido, revelar el paradero de los testigos, detener a los responsables y reparar a las víctimas y sobrevivientes del hecho.

Pero el Estado ignora las peticiones y, por el contrario, mantiene aislados a Borges Sifontes, adolescente de 16 años que resultó herido tras recibir dos disparos de un militar, y a su hermano Gabriel Silva.

Cuatro indígenas, dos hombres y una mujer, fueron asesinados por militares del componente de Aviación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) la tarde del domingo 20 de marzo en Parima B, sur del estado Amazonas. Una comunidad remota a la que solo se accede vía aérea.

Los disparos comenzaron minutos después de que los militares negaron acceso a internet a los indígenas yanomamis, estos rodearon la base de la FANB para exigir la devolución de un dispositivo de internet propiedad del capitán de la comunidad y los funcionarios procedieron a detener al segundo capitán indígena. Fue entonces cuando presuntamente el hijo del segundo capitán tomó el armamento de un militar y disparó a los funcionarios para liberar a su padre.

Los funcionarios militares comenzaron a disparar, cuatro personas murieron y otras cinco resultaron heridas, entre estas dos militares y un menor de edad indígena.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba