Actualidad NacionalJudicial

Cuatro mujeres se fugaron del anexo femenino de la cárcel de Uribana

Se manejan dos versiones sobre la fuga: por una alcantarilla o por las telas metálicas donde están los tanques de agua

En una cárcel catalogada como de máxima seguridad con cámaras en el interior y en el exterior,  este miércoles 25 de septiembre a las 5:15 de la mañana se registró la primera fuga del anexo femenino del Centro Penitenciario David Viloria ubicado en la zona norte de Barquisimeto, estado Lara.

Según pudo constatar el equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) las  mujeres habrían sido sacadas del anexo para recolectar agua y ellas aprovecharon un descuido y se fueron.

Sobre la fuga, en las afueras del penal dieron dos versiones. Una que indicaba que se habían salido por una alcantarilla cerca del portón principal y el otra por las tela metálica donde están ubicados los tanques de agua.

El OVP obtuvo las identidades de las fugadas se tratan de: Ligia Margarita Godoy Rondón (38), detenida por el delito de tráfico ilícito agravado de droga en la modalidad de transporte, asociación para delinquir y uso de adolescente para delinquir, Anabel Beatriz Cordero Vargas (28) privada por asalto a unidad de transporte público, asociación para delinquir, posesión ilícita de sustancias estupefacientes y psicotrópicas y tenencia de arma blanca. Franchesca Estefanía Alejos Castañeda (25) y Yeneska Yisel Sira Linarez (35).

En un documento el OVP indicó que logró visualizar cuando a las 11 de la mañana de este miércoles sacaron a todas las privadas de libertad del anexo femenino, las formaron en la parte de afuera y eran vigiladas por personal custodio, una de ellas con una franela negra con las siglas del Grupo de Respuesta Inmediata y Custodia (GRIC).

Familiares angustiados expresaban que, serían castigadas pues las mujeres son maltratadas «cada vez que ellos quieren, eso será una pela segura por esa fuga». Se conoció que las detenidas ahora prófugas de la justicia estarían recluidas en el módulo 2 del penal.

A lo largo del camino hacia Uribana se activaron alcabalas de la Guardia Nacional que se dedicaban simplemente a pedir cédulas a las mujeres, la misma revisión la realizaban en el transporte público y hacían recorridos por toda la comunidad, la alerta sobre la fuga fue realizada a funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y de la Policía del estado Lara.

Torturadas

El OVP recibió denuncias sobre la tortura de una presa de este mismo anexo femenino, la irregularidad se habría registrado hace semanas atrás cuando una detenida cruzó unas palabras con una custodia y está golpeó a la funcionaria.

Según lo expuesto por las propias privadas de libertad, a la presa la castigaron con la suspensión de visita y el aislamiento, pero no bastando con esto fue sacada y envuelta en una colchoneta. Además, con un bate al que forraron con tripas de caucho lo utilizaron para golpearla fuertemente en al menos cuatro oportunidades.

La presa a quién no le quedaron marcas por la técnica utilizada para ser torturada fue devuelta a la zona del aislamiento y junto a ella tres privadas de libertad más por al menos 15 días, fue la orden. Las presas de Uribana explican al OVP que están siendo maltratadas físicas y verbalmente de forma constante por los funcionarios.

De la misma forma manifiestan que no reciben una alimentación balanceada y la atención médica es nula.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba