ActualidadActualidad Nacional

Desidia gubernamental mantiene a Sidor en el peor momento, por Marcos David Valverde

Por: David Marcos Valverde

Celebra Sidor (o celebra su directiva) que la acería de palanquillas de la empresa está, nuevamente, en funcionamiento. Lo celebra su presidente (y presidente de la Corporación Venezolana de Guayana), Justo Noguera Pietri, como “un logro mancomunado de la clase obrera y el gobierno bolivariano”.

Pero leer entre líneas es necesario esta vez, porque lo que ocurrió el 13 de julio  no fue la reactivación total de esa área, la más importante de la empresa (allí se produce el acero con el que, luego, se fabrican las cabillas), sino la de uno de sus hornos. Uno, apenas, de sus seis hornos.

La orden de apagarlos provino del gobierno nacional y data de mediados de enero por la falta de refractarios (necesarios para completar las coladas de acero líquido). Ya a mediados de febrero, con el insumo en la planta, la excusa fue otra: la crisis eléctrica.

No fue hasta la semana pasada cuando la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) dio la orden de incorporar 250 megavatios (ni uno más) para la empresa. Eso sirvió para lo que ocurrió la semana pasada: prender un horno.

Lo que puede venir

Desde su reestatización en abril de 2008 (decisión que Hugo Chávez oficializó luego de una serie de protestas de trabajadores por el contrato colectivo), los niveles de producción de la Siderúrgica del Orinoco (rebautizada entonces como Alfredo Maneiro) han descendido.

Los números son elocuentes: en 2007, durante el lapso privatizado de Ternium, se impuso un récord cuando se produjeron 4 millones 300 mil toneladas de acero líquido. En 2015, se produjo un millón 50 mil toneladas. Y en lo que va de 2016, se han producido 37 mil 927 toneladas. Es decir, de continuar con el mismo ritmo, el año podría cerrar en menos de cien mil toneladas.

No es, precisamente, lo que quieren Noguera y el gobierno. Por eso, el presidente de la empresa prometió, según un plan de encendido gradual de los hornos, las 300 mil toneladas mensuales.

Sin embargo, algunos trabajadores ponen en entredicho tal meta. Carlos Ramírez, delegado de prevención, plantea una duda, de acuerdo con una lógica basada en más de 30 años de experiencia en la acería.

“Palanquillas posee cuatro hornos, dos de fusión y dos de metalurgia secundaria, es decir, estos dos hornos son los que le dan la calidad al acero, pero veamos de estos cuatro hornos sólo funcionan dos: uno de fusión y otro de metalurgia secundaria. Igualmente, palanquillas posee dos máquinas de coladas, cada una con seis líneas de coladas, pero la máquina 3 de coladas está fuera de servicio desde hace unos cinco años por la falta de un rodamiento y la máquina tiene una línea fuera de servicios por la falta de un motor de la línea 5. Para poder mantener el proceso se está colando con cuatro líneas, por lo cual no creo que la acería de palanquillas esté trabajando como quieren hacer ver algunas personas”, especifica.

Menos acero, más partidismo

Pero no es solo eso. Para la gerencia estatal es poco lo que importa la capacitación técnica, y bajo esos techos lo partidista ha tenido más preponderancia que otros asuntos. Como ha señalado en varias oportunidades Yunis Hernández, exsecretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Similares (Sutiss), “antes nos dictaban cursos sobre cómo producir más acero. Ahora, son acerca de la vida del Che Guevara”.

Y si de Sutiss se habla, merece la pena recordar, amén de los airados discursos obreristas de Nicolás Maduro, que desde enero de 2015, las elecciones de nuevas autoridades sindicales está suspendidas. Hasta nuevo aviso.

Noguera apuntó que, con la meta de las 300 mil toneladas mensuales, la producción anual podría llegar a 3 millones 600 mil toneladas, léase, el 83 por ciento del récord productivo de 2007.

La realidad, mientras tanto, es que los niveles de producción de este 2016 son, en promedio, iguales a los de principios de los años 70. El día que arrancó el horno, se procesaron, de acuerdo con la información de la empresa, 750 toneladas de acero. En 2007, al día, se producían alrededor de 11 mil 900 toneladas. En suma: ahora es cuando falta.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba