Actualidad Nacional

Devolveremos a los sidoristas los $ 120 millones que debe el gobierno

El candidato Manuel Rosales cerró su campaña en el cerro El Gallo de San Félix y recordó dentro de su discurso que el costo de 120 millones de dólares de las bases militares que el gobierno quiere hacer en Bolivia, es justo la cantidad que le han arrebatado a los accionistas clase B de Sidor. Reiteró que los trabajadores de las empresas básicas pasarán a ser «accionistas de verdad» de sus compañias para que reciban los beneficios de las ganancias de las mismas. Recordó también la deuda social que este gobierno se resiste a cumplir con los jubilados y enfermos ocupacionales de la CVG y las empresas del aluminio.

El aspirante a la presidencia de la República denunció el estado de los servicios de transporte público, agua y electricidad en la región, que calificó como «rojos, rojitos», y anunció que ordenaría la creación de unidades de transporte.

Los dirigentes políticos encargados de organizar el evento coincidieron en calificar el cierre de campaña en Bolívar como un rotundo éxito, a pesar de haberse iniciado el mitin pasadas las cinco de la tarde.

El candidato de la unidad nacional hizo el llamado a ejercer el derecho al voto este 3 de diciembre y a defenderlo, y aseguró que ese día se dará la gran avalancha por el triunfo.

Una multitudinaria marcha acompañó al candidato de la unidad nacional, Manuel Rosales en su cierre de campaña en el estado Bolívar. Caras sonreídas, pitos y numerosas banderas de Venezuela llenaron de colorido la avenida Manuel Piar a la altura del semáforo El Mirador en las adyacencias del cerro El Gallo, donde en un gran río crecido, los guayaneses realizaron «una fiesta democrática y por la victoria este tres de diciembre».

Desde la mañana, cientos de seguidores acudieron desde Puerto Ordaz y San Félix, para reunirse en este evento de clausura de campaña y aplaudieron la llegada del aspirante zuliano, bajo el grito de la consigna «¡atrévete!».

Tras realizar el cierre en Valencia, el candidato de la unidad nacional Manuel Rosales junto a su esposa Evelyn Trejo de Rosales, arribó a la tarima ubicada en San Félix a las 5:30 minutos de la tarde aproximadamente, donde una multitud calculada por los organizadores entre 60 y 70 mil personas, lo recibió con una gran algarabía tras esperar cerca de cinco horas.

«Estaba ansioso por llegar aquí a esta tierra bella», fue su primera frase, para luego destacar los problemas de la región que calificó como «rojos, rojitos» y las potencialidades que deben ser fortalecidas con trabajo y esfuerzo.

En primer lugar, manifestó su indignación por lo precario del transporte público, «¿cómo es posible que carguen a la gente en esos camiones y camionetas que llaman perreras». En ese sentido, anunció que ordenará la construcción masiva de nuevas unidades para el transporte público en Venezuela.

«Este país tan rico y hemos llegado a este extremo, el saldo en transporte es muy malo, es rojo rojito, no sirve para nada», dijo, al tiempo que destacó que el transporte en Venezuela debe ser amarillo, azul y rojo, «con dignidad para la gente».

Por otra parte, señaló que es contradictorio que Ciudad Guayana, ubicada entre dos ríos sumamente importantes, como el Orinoco y el Caroní, no tenga agua. «El pueblo no tiene agua, qué vergüenza, lo que hay que construir son plantas de tratamiento, lugares de almacenamiento y redes de distribución».

A esta situación sumó las fallas del servicio eléctrico, sistemas que a su juicio, deben ser mejorados «para que sean dignos para atender al pueblo».

Por otra parte, recalcó la situación de los niños de la calle. «Dijeron que si en el primer mes de su gobierno no habían recogido a los niños en la calle, se quitaban el nombre, y el tipo dejó a los niños en la calle y ahora hay más, y dice que ellos son felices durmiendo en las aceras y arropándose con periódicos».

¡Qué vergüenza!
El aspirante a la presidencia de la República enfatizó en la situación del desempleo y a este respecto, comentó que no se han desarrollado efectivamente a las empresas básicas del estado. «Han creado todas estas empresas y la gente cada día tiene menos oportunidades de trabajar y el saldo en la política de ampliación y el tratamiento de nuestros productos y minerales es malo, malito, es rojo, rojito», dijo.

En ese sentido, señaló que hay que desarrollar las empresas aguas abajo y aportar valor agregado a los productos para generar riquezas que brinden empleos para la región y demás estados de Venezuela.

Además, reiteró que los venezolanos deben ser accionistas de las empresas básicas, «y que todos los años cuando saquen la cuenta de los ingresos y las ganancias, les den a cada trabajador la parte correspondiente a las acciones que tienen en esa empresa».

Rosales admiró el valor de quienes «han dado su vida, su trabajo y esfuerzo para construir las empresas», tal como se refirió a los pensionados y jubilados de las empresas básicas que han protagonizado en los últimos meses distintos reclamos, «qué vergüenza, con quienes han trabajado en esas empresas por años, tratándolos con la mayor injusticia», sentenció.

Asimismo, recordó que el Estado realizó un aporte de 120 millones de dólares a Bolivia para la construcción de bases militares, cifra que saldaría la deuda del Estado con los accionistas de la empresa Ternium Sidor. «Leí en el periódico y lo vi en la televisión que habían entregado 120 millones de dólares a Bolivia para hacer unos cuarteles militares, y yo recordé la deuda que tienen con los sidoristas, el mismo monto, en un momento le quitaron 120 millones de dólares, eso es un atraso malo, malito, rojo, rojito, yo vendré con la bandera de Venezuela, el amarillo, el azul y el rojo a devolverle el dinero a los sidoristas que han sido atracados», dijo.

En relación a la minería, expresó que el llamado «socialismo del siglo XXI» quiere quitarle al pueblo la posibilidad de trabajarla, «se la quieren quitar para dársela a unas trasnacionales de Brasil».

Es así como aseguró que crearán los espacios para que los mineros puedan desempeñar la actividad, protegiendo la naturaleza. «Si ordenamos el territorio todo podrá funcionar, así que yo vendré aquí a traer el plan de ordenamiento y los voy a acompañar a donde haya una bulla para buscar y empezar la minería del pueblo», sentenció.

Se acabaron las «migajas»
El candidato de la unidad nacional, ofreció redistribuir la renta petrolera, mantener las «misiones» sociales de Chávez y suspender la «regaladera» venezolana a otras naciones.

En este orden de ideas, destacó su propuesta económica de «Mi Negra», a la cual calificó como «el acto de ejercicio social más importante de hace un siglo de riqueza petrolera». «Se acabó el tiempo de las migajas, vendrá el tiempo de la nueva democracia social para distribuir la riqueza petrolera a sus verdaderos dueños, al pueblo de Venezuela», dijo.

Rosales no dejó de mencionar, durante su discurso, la concentración del candidato a la reelección, Hugo Chávez Frías, que se llevó a cabo este domingo en Caracas, «ayer había una avalancha de caraqueños en la calle, más de un millón 400 mil personas y hoy, había una avalancha pero de autobuses de toda Venezuela». Agregó que esta movilización y el pago de los autobuses fue costeada con los impuestos que pagan los venezolanos.

Invitó al presidente Hugo Chávez Frías a «explicar el fracaso que ha tenido en este gobierno de ocho años» y aseguró que jamás será «el títere de nadie, sino un instrumento del pueblo de Venezuela para la justicia social».

«En hombros» a Miraflores
Destacó que quiere llegar en hombros del pueblo venezolano a Miraflores, «y además de eso que me ayuden a gobernar y que el pueblo sea un contralor verdadero, que se acabe el despilfarro y la corrupción mientras el pueblo sufre, vamos de verdad a ser un pueblo grande y poderoso para Venezuela».

Finalizó invitando a acudir a los centros de votación no sólo a sufragar, sino también a defender el voto. Por último, aseguró que respetará la voluntad del pueblo y, muy convencido, ratificó que será el presidente de los 26 millones de venezolanos, «cuando anuncien que Venezuela tiene un nuevo presidente voy a decretar el gran abrazo de cariño, de hermanos, de todo el pueblo venezolano», afirmó.

Sin apoyo de seguridad

El candidato de la unidad nacional, Manuel Rosales, aseguró que «estamos a merced de la delincuencia, de los secuestros, el hampa, el robo, las vacunas porque no les importa la vida del pueblo, pero yo personalmente me ocuparé del tema de la seguridad en Venezuela».

A este respecto, cabe destacar que aunque los miembros del comando de campaña de Manuel Rosales, acudieron a los diferentes organismos de seguridad del estado como Emergencias 1-7-1, Tránsito Terrestre, Alcaldía, Policía, Bomberos, recibieron la permisología y se comprometieron a dar su apoyo, durante el acto no pudo observarse ni un policía ni una ambulancia.

A esta situación se suma la falta de alumbrado público en la avenida Manuel Piar donde se estaba realizando el acto de cierre de campaña.

«Nada de trampas»

A juicio de Manuel Rosales, las elecciones presidenciales deben ser sin trampas. En ese sentido, aseguró que «yo no voy a aceptar trampas, ni que violen ni cambien las normas».

Destacó que no va a aceptar el robo de los votos, «no lo permitiré, así sea el último suspiro de mi vida, yo voy a defender la voluntad del pueblo de Venezuela».

Rosalistas califican como un éxito rotundo la “avalancha de Guayana”
lunes, 27 noviembre 2006
Coincidieron en señalar que la región ya no puede ser considerada territorio chavista, asegurando que los guayacitanos apoyarán a Rosales el 3D.

Diversas reacciones produjo la presencia de políticos regionales junto al candidatoDirigentes políticos que trabajan promoviendo la candidatura de Manuel Rosales manifestaron su satisfacción ante los resultados de la convocatoria, destacando la forma voluntaria y espontánea como miles de personas caminaron para ser testigos del cierre de campaña del estado Bolívar.

Grecia Cabrices, coordinadora del comando de campaña del candidato de la unidad nacional en Puerto Ordaz, aseguró que los resultados de la movilización excedieron ampliamente las expectativas, logrando concentrar a miles de personas en la avenida Manuel Piar de San Félix.

“Guayana se ha desbordado y esa es la verdadera encuesta del estado Bolívar, donde estamos ganando como en toda Venezuela. Aquí el pueblo ha cambiado, los que eran llamados chavistas están con Mi Negra y Manuel Rosales”.

Cabrices aseguró que cada día más personas se suman a las aspiraciones del zuliano, pues su proyecto representa oportunidades para todos por igual, respetando las libertades y en el marco de una fiesta democrática “y no un militarismo autoritario”.

“Aquí la gente vino de sus casas a pie, con amigos y no obligados y en autobuses. Por eso son tan importantes los resultados de la convocatoria. Y a estas personas les reiteramos nuestro llamado a votar sin miedo, porque en el estado Bolívar no hay captahuellas y por lo tanto no hay excusas”.

“En nuestras manos está lograr una victoria por avalancha. Hay que dejar a un lado al triunfalismo y estar listos para salir a votar y defender la victoria”, apuntó.

Bolívar tricolor
El coordinador de la campaña en San Félix, Luis Medina, insistió en agradecer y felicitar el esfuerzo hecho por miles de personas que caminando o en sus vehículos, se trasladaron hasta el cerro El Gallo para acompañar al candidato de la unidad nacional.

“Voluntariamente, sin falsos ofrecimientos, el pueblo de San Félix salió caminando al encuentro, en cuatro grandes ríos crecidos que concentraron a los habitantes de diversas parroquias. Esto es un éxito rotundo”.

Verdaderamente entusiasmado, Medina afirmó que la avenida Manuel Piar fue desbordada ante la cantidad de personas que llegaron al lugar, reconociendo que la organización y las estimaciones quedaron pequeñas.

“Esta multitud deja claro que Manuel Rosales obtendrá al menos 300.000 votos en el estado Bolívar. Aquí estamos los demócratas acompañándolo por sus propuestas, defendiendo en la calle la reconciliación nacional, por 26 millones de venezolanos”.

Por su parte, Dick Souki, del Voluntariado por Venezuela, agradeció a los miembros de esa organización que se trasladaron desde distintas localidades de la geografía regional, advirtiendo que tras esa manifestación de apoyo, quedó demostrado que los venezolanos quieren un país “amarillito, azulito y rojito, el tricolor que siempre nos ha caracterizado”.

“Desde el año 1988, ningún candidato presidencial se había atrevido a llenar El Gallo. El que gane en Caracas y Guayana será el próximo presidente de Venezuela, y en estos momentos podemos decir con alegría y entusiasmo, que el próximo 3 de diciembre el candidato de la unidad nacional será elegido presidente de la república”.

Entre líneas

En medio de críticas del público por la presencia de dirigentes políticos regionales junto al candidato, el único que se salvó fue el líder de La Causa R, Andrés Velásquez, a quien Manuel Rosales levantó la mano para saludar efusivamente a la multitud.

El ex diputado a la Asamblea Nacional y ex gobernador del estado Bolívar, expresó luego su satisfacción ante la respuesta de los guayaneses, indicando que con su presencia demostraron el rechazo al mal gobierno que azota a los habitantes de la región, pero sobre todo la necesidad de un verdadero cambio que coloque como prioridad brindar seguridad, educación y trabajo sin discriminación.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba