Actualidad Nacional

Empresarios apoyan gestión mediadora de la OEA en crisis venezolana

El presidente de la Cámara de Industria y Comercio Venezolano- Argentina, Benjamín Tripier considera que es muy positiva la labor que han impulsado, en los últimos, días instituciones internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), Unasur y Mercosur en pro de un diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela

Explicó el economista Tripier que el liderazgo de Argentina y su cancillería, en el contexto de las deliberaciones del consejo permanente de la OEA, “propició el inicio del debate de la crisis venezolana en instancias en donde el tema nunca había sido abordado. También es un logro que se hable abiertamente de lo que está pasando en el país y que se favorezca una solución negociada”.

Destacó el papel jugado por la Canciller de Argentina, Susana Malcorra, en la convocatoria a la reunión de esta semana, “es una funcionaria diplomática con gran experiencia y prestigio y que facilitó el debate. Considero que no es justo el que se le acuse a Argentina de ablandar el discurso en estas deliberaciones pues podría perjudicar su aspiración de llegar a la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas. Ese es un asunto que se maneja en otro contexto”.

Explicó Tripier que “los tiempos y el lenguaje de la diplomacia son bien particulares y las gestiones que se adelanten en favor de un país en conflicto político como Venezuela se toman su tiempo, no son soluciones mágicas ni a corto plazo”.

Consideró que en la reunión de esta semana del Consejo Permanente de la OEA no hubo ganadores ni perdedores, “se debatió sobre la crisis de gobernabilidad de Venezuela y se enfatizó en la necesidad de que el gobierno y la oposición dialoguen y se busquen alternativas a la coyuntura actual. Creemos que un buen punto de partida debe ser el de la despolarización asertiva del discurso como paso previo a cualquier tipo de ronda de conversaciones”.

Benjamín Tripier advierte que no es una buena idea la de extrapolar la polémica interna de Venezuela hacia instancias internacionales, “nadie puede tomar partido por uno de los dos sectores que en estos momentos mantienen posiciones en apariencia irreconciliables y nadie puede asumir conductas o lenguaje de confrontación en una entidad internacional que trata de fomentar alternativas que fortalezcan la Democracia”.

Recordó el analista que en la diplomacia moderna la prudencia y la discreción son la norma, “recordemos que el acercamiento entre los Estados Unidos y Cuba fue iniciativa del Papa Francisco y fue un proceso de meses, en donde el Santo Padre estableció contactos directos con los mandatarios de ambas naciones y varios meses después hubo concreción de acuerdos”.

Tripier señala que este debate, y los que vendrán en el mes de junio, “no buscan perjudicar al gobierno de Nicolás Maduro ni favorecer a la oposición, se trata del futuro de la Democracia venezolana y la presión internacional propició que dos grupos contrapuestos busquen la manera de debatir alternativas constitucionales como la activación de un referendo revocatorio para que el pueblo venezolano decida el rumbo del país, como el atender la situación social y económica. La comunidad internacional propicia acuerdos y entendimiento en su labor de acompañamiento a un proceso que solo lo pueden hacer los venezolanos”.

Finalmente, el presidente de Cavenarg expresó su confianza en las gestiones internacionales como herramienta de concertación y acuerdos en un país que transita por una severa crisis política, social y económica.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar