Actualidad Nacional

Luckert se inclina por Asamblea Constituyente y no un referendo para aprobar eventual reforma constitucional

El arzobispo de Coro, monseñor Roberto Luckert, expresó este viernes que ya están acostumbrados al lenguaje «procaz, grosero y ordinario del Presidente de la República cuando se le dice algo que pareciera que no le gusta».

«Estoy preocupado porque hay una ley fundamental que es la Carta Magna que él (el Presidente) nos la ha mandado a leer muchas veces y cada vez que quiere nos la restriega en la nariz o en la cara diciendo que tenemos que leer».

Señaló que esa es la misma ley que el Presidente «está reformando a puerta cerrada, en cosas tan fundamentales como el mismo título y el preámbulo de la Constitución en la que se dice que somos República Bolivariana de Venezuela y él lo va a cambiar por República Socialista Bolivariana de Venezuela, ya eso es fundamental».

Considera que ante cambios de esta naturaleza en la Carta Magna «los venezolanos tienen que estar alertas y reaccionar ante un cambio que él quiere hacer para acomodar la Constitución a su medida, a donde él quiere que es el mar de la felicidad cubana».

Así como es esencial el nombre, también lo es según Luckert, cambios en los estados nacionales.

«Yo como venezolano y como obispo estoy preocupado y quiero alertar al pueblo venezolano porque si esta Constitución es democrática, es participativa y protagónica que por favor nos dé la oportunidad de ser protagónicos en una decisión tan importante como ésta», reiteró.

Mostró también angustia por el hecho de que la aprobación de esa nueva Constitución se pretenda hacer vía referendo revocatorio y no por medio de una Constituyente, porque según apunta Luckert no existe confianza en el árbitro electoral como para aprobar o no una Constitución a través del voto.

«Esa es mi angustia, nadie cree en un referendo, lo que queremos es una constituyente, así como cuando se hizo la Constitución de 1999. Si aquí hay un referendo aquí irán a votar nada más los rojos rojitos porque la gente ya no confía en un referendo, además debe haber un Consejo Nacional Electoral que sea distinto porque los cinco que están ahí son rojos rojitos», dijo.

Sostuvo que el Presidente minusvalía al los obispos y al mismo tiempo al pueblo venezolano «llamándonos perversos, ignorantes y mentirosos». Insistió en que en su caso no ha hecho de la mentira una profesión «en cambio creo que otros muchos sí porque el Presidente dice cosas que luego las contradice, dijo que nunca había pedido perdón a los obispos de Venezuela, yo estaría loco porque lo vi pedir disculpas después del golpe de Estado». Considera que es el Presidente el primer llamado a ser transparente.

Reiteró que es un «insulto a la República y a la Constitución» el hecho de que el Presidente sea a la vez jefe de un partido político. «Cuando el Presidente se pone un uniforme rojo discrimina a los que no están con él y eso no puede ser, él está ahí para gobernar a todos».

De Virgen de Coromoto a Che Guevara

El arzobispo de Coro también criticó el anuncio de cambio de nombre a Che Guevara del Hospital Coromoto del Zulia. «Es un atropello a la religiosidad popular del pueblo venezolano y a la excelencia en el país».

Indicó que en este centro asistencial de salud se practicaba medicina de excelencia. «Ahí había excelentes médicos y científicos que han dejado una cátedra en traumatología, en oftalmología, a toda esa gente la sacaron porque eran oligarcas, ahora basta con que se pongan una boina roja para tener patente de corso para entrar ahí».

Reconoció que el hospital necesita equipos nuevos, pero negó que no haya mantenimiento, todo lo contrario: «el mantenimiento ha sido tan bueno, que los ascensores de la época de las hermanas de hace 40 años, todavía funcionan, igual que el equipo quirúrgico».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba