ActualidadActualidad Nacional

Promesa de relleno sanitario para Ciudad Guayana se recicla sobre toneladas de basura

Por Marcos David Valverde

En los últimos días de septiembre de 2011, Francisco Rangel Gómez convocó una rueda de prensa. Dijo esa vez que lo hacía para “hablar con propiedad y con responsabilidad” sobre un dolor de cabeza de los guayaneses: Cambalache.

Tal situación ameritaba, sí, como lo dijo Rangel Gómez, de toda la “propiedad” y de toda la “responsabilidad” de la que era capaz. Porque Cambalache, en Ciudad Guayana, no es sinónimo de intercambio, sino de problemas: así se llama el sector de la periferia de Puerto Ordaz y a pocos metros del Orinoco, en donde hasta hace dos años estaba el botadero de basura.

Cambalache era una dualidad. Si bien para muchos –para la mayoría- de los habitantes de Ciudad Guayana era un problema en forma de columnas de humo, de montañas de basura y de nubes de zamuros, para otros era sinónimo de los tres platos del día: allí, decenas de familias, incluyendo a una comunidad warao cercana, escarbaban para sacar algo con qué llenar sus estómagos.

Las Margaritas rellen sanitarioY lo que Rangel Gómez prometió, con voz engolada, “propiedad” y “responsabilidad”, fue la construcción de un relleno sanitario con todas las de la ley. Un relleno sanitario que, hasta hoy, no existe.

Lo que existe son los traspiés de un nuevo capítulo de esta historia, un capítulo que comenzó en octubre de 2014, tres años después de aquella promesa, cuando los vecinos se plantaron en la entrada del sector para bloquear la entrada de los camiones de basura. Después de eso, Rangel Gómez dijo que ahora sí el vertedero estaba clausurado y prometió, además, que el relleno sanitario sería construido.

El vaivén permanente

Pero, mientras se construía el relleno sanitario (con toda la adecuación tecnológica y no como un simple botadero), había que precisar un lugar para la disposición de todos los desechos para una ciudad con un millón de habitantes. El lugar destinado fue un terreno baldío de Las Margaritas, en las inmediaciones de la carretera vieja entre Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar.

Pero ya, desde entonces, el quebranto del plan predominó: en ese momento Cañaveral comenzó a llenarse de montañas de basura luego de que se prohibiera la entrada de los camiones a Las Margaritas. La prohibición es del 21 de octubre de 2014, y el 29 del mismo mes, le tocó al viceministro para el Manejo Ecosocialista de Residuos y Desechos Sólidos, Miguel Leonardo Rodríguez, reeditar promesas. En esa oportunidad dijo que en marzo de 2015 ya la ciudad tendría un relleno en Las Margaritas y que, en este caso, el gobierno no actuaba de manera improvisada.

Y ahora

¿Hubo relleno en marzo de 2015? No. De hecho, los guayaneses lo supieron desde enero de ese año, cuando el mismo Rodríguez dijo que se pospondría la inauguración del vertedero (aunque no especificó una fecha) y que, en su lugar, Cañaveral continuaría recibiendo la basura del millón de habitantes de Ciudad Guayana hasta diciembre de 2015.

Hasta hoy, ya agosto de 2016, lo único que se sabe del relleno sanitario son dos cosas: la primera, que en abril, Rangel Gómez, ratificó que Cañaveral será el lugar para la construcción del relleno, y la otra que en el aniversario 55 del municipio Caroní, el 2 de julio, el gobernador inauguró las obras para la construcción del ansiado relleno, esta vez, con una fecha máxima: noviembre de 2016.

Mientras tanto, Cañaveral sigue siendo el lugar donde indigentes e indígenas waraos buscan sus comidas o algo que les sirva luego para vender: es la misma historia que Cambalache, solo que unos kilómetros más al oeste. El resto sigue igual que aquel septiembre de 2011. Y el protagonista de aquella promesa sigue siendo el mismo.

@marcosdavidv

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba